Bellido ha participado mediante videoconferencia desde su despacho en las Cortes de Castilla-La Mancha.
Bellido ha participado mediante videoconferencia desde su despacho en las Cortes de Castilla-La Mancha.

La jornada ‘El Parlamentarismo antes y después del Movimiento Comunero’, que se desarrolla este miércoles en las Cortes de Castilla y León, pretende “desde el pasado pero mirando al futuro” abordar el papel de los parlamentos autonómicos y buscar soluciones para los problemas que ha generado la pandemia.

En este foro ha participado de manera telemática el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, quien ha pedido que el Movimiento Comunero inspire en su V Centenario un ejercicio de la política actual “sin confrontación” y “un parlamentarismo más amable y dialogante”, así como que sirva para visualizar el legado de María Pacheco como referente femenino “clave” en esta revuelta desde la ciudad de Toledo.

“Desde los parlamentos autonómicos debemos presentar este V Centenario Comunero como el antecedente que de hecho es de las actuales cortes autonómicas”, ha recordado Bellido, que a la vez ha animado a que las actos conmemorativos que se desarrollen durante los próximos meses resulten también “provechosos para el futuro” si logran ejercer como “palanca para tener unos parlamentos más abiertos y una participación más sana y para reivindicar la importancia de las mujeres que han sido borradas de la historia”.

La jornada, con el título ‘El parlamentarismo antes y después del Movimiento Comunero’ la ha abierto el presidente de la Cámara organizadora, Luis Fuentes, y ha versado en torno a diferentes aspectos históricos, sociales y políticos de la Guerra de las Comunidades y la vigencia de los valores democráticos entonces surgidos.

Pablo Bellido y los comuneros

Bellido ha sido el encargado de iniciar el coloquio con una primera exposición en la que ha recordado que existen diversas “interpretaciones y apropiaciones” historiográficas, “todas respetables y valiosas”, de estos episodios ocurridos entre 1519 y 1521, pero ha pedido “huir del presentismo”.

Así, ha animado a valorar “que fue un momento muy importante de la historia de España, que dejó una estela tremendamente aprovechable para aquellos que hoy defendemos la democracia y el parlamentarismo como la mejor fórmula para la resolución de los conflictos y de articular las políticas que representan el interés general”.

Además de valorar los avances que supuso en su época este movimiento, durante su intervención retransmitida por ‘streaming’ en el canal de Youtube de las Cortes de Castilla y León, el presidente de la asamblea castellano-manchega ha aprovechado para reivindicar “el espíritu de la Transición”.

Contra la crispación

“Frente a otras Españas, yo reivindico la nuestra, la que es resultado de la Transición, que representa el encuentro después de tanto tiempo de dificultades y enfrentamientos”, ha asegurado Bellido, que ha defendido a su vez la necesidad de “reivindicar la participación en la toma de decisiones de los ciudadanos a través de los parlamentos, que tienen que ser un ejemplo de concordia y de búsqueda de acuerdos, diálogo y escucha”. Esta reflexión la ha hecho compartiendo la preocupación del resto de la mesa por el tono de “crispación, enfrentamiento, oposición permanente y frentismo” que se ha instalado en los foros políticos del país.

Más información: