TOLEDO, 29 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha ha dictado una orden que regula la concesión de ayudas estatales y autonómicas para ganaderos de corderos y cabritos que hayan tenido dificultades en la venta de género a lo largo de los meses de marzo y abril por la crisis sanitaria.

La cuantía máxima de la ayuda no podrá superar los 12 euros por oveja o cabra elegible. Se concederá lá al número de ovejas y cabras elegibles, hasta un máximo de 100 animales que se aplicarán de manera independiente a cada una de las especies.

El Ministerio del ramo aportará hasta un límite de 10 millones de euros a las comunidades autómomas, de los que 1,6 irán a parar a Castilla-La Mancha. La Junta añadirá como complemento 1,6 millones más, hasta los 3,2 millones.