TOLEDO, 17 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos CCOO, CSIF, STAS-CLM Intersindical y UGT han decidido suspender la reunión sobre el borrador de Decreto de Teletrabajo, ante la postura de la Administración regional de «mantener inamovibles» los dos artículos claves del borrador (artículos 4 y 8) y considerando que el Gobierno autonómico intenta «imponer» un decreto de teletrabajo más estricto que el actual en vigor.

En un comunicado conjunto, los sindicatos han explicado que el artículo 4 establece los puestos que quedan excluidos del derecho al teletrabajo sin incluir ninguna excepcionalidad y sin reconocer que la gran mayoría de puestos tienen una parte o toda su jornada susceptible de realizarse mediante teletrabajo.

De su lado, el artículo 8 fija un porcentaje máximo de jornada de teletrabajo que no podrá superar al 40% de la jornada de trabajo en cómputo semanal. Asimismo establece una presencia obligatoria mínima en las unidades o centros de trabajo del 40% de sus efectivos.

Los sindicatos consideran «insuficiente» el 40% que mantiene la Administración y que situaría a la Comunidad Autónoma detrás de otras como Madrid o Extremadura (60%) y muy lejos de Castilla y León que alcanza un 80%.

A su juicio, la redacción de este artículo no mejora el vigente decreto de 2013, que recoge el mismo porcentaje de jornada de teletrabajo, contempla el cómputo de forma mensual y no dicta porcentaje de obligada presencia en los centros.

De mantenerse como está «dejaría injustificadamente fuera de la posibilidad de optar a esta modalidad de trabajo a distancia a buena parte del personal al servicio de la Administración», por lo que CCOO, CSIF, STAS y UGT han expresado su disconformidad «ante el retroceso que implican estas medidas».

En su opinión, es «prioritario» modernizar y actualizar esa norma con las nuevas posibilidades que ofrecen los avances tecnológicos, y avanzar en la modernización de la administración regional, la conciliación de la vida familiar y laboral de empleadas y empleados públicos y combatir eficazmente la actual situación de pandemia, garantizándose siempre el servicio público de calidad a la ciudadanía.