27.8 C
Guadalajara
25 mayo 2024
InicioEconomíaCelos bien entendidos los de la última campaña de Eurocaja Rural

Celos bien entendidos los de la última campaña de Eurocaja Rural

Todas las oficinas de Eurocaja Rural, más de 440, adaptarán su imagen a esta campaña institucional, cuyo spot se ha rodado en diferentes localizaciones de oficinas y sus respectivos cajeros de Eurocaja Rural.

-

Eurocaja Rural ha recuperado el tema ‘Celos’ que el intérprete Junco estrenó allá por 1986 para reforzar su imagen de banca «cercana y humana» de esta entidad.

Si las anterior promoción estaba protagonizada por el cómico ciudadreleño José Mota, la que lanza la entidad este 2023 tiene a un cajero como protagonista, que siente «celos» de ver cómo el personal de las oficinas bancarias dispensa un trato «humano y cercano» a sus clientes. «No mandamos a nadie al cajero», reza el anuncio.

Todas las oficinas de Eurocaja Rural, más de 440, adaptarán su imagen a esta campaña institucional, cuyo spot se ha rodado en diferentes localizaciones de oficinas y sus respectivos cajeros de Eurocaja Rural.

La campaña promocional se difundirá en múltiples soportes –banners digitales, publicidad en prensa o cuñas de radio– y en redes sociales –Twitter, Instagram y Facebook–. Se ha habilitado el hashtag #Celos, donde todos los interesados podrán compartir las razones y consideraciones acerca de lo que les ha trasmitido este anuncio.

CAMPAÑA «FRESCA»
En la puesta de largo de esta nueva campaña promocional, conducida por la periodista Alicia Senovilla, el director de la División de Negocio de Eurocaja Rural, Enrique Muñoz, ha destacado la «frescura» de la iniciativa, que rompe moldes con respecto al resto de campañas del mundo financiero y de la banca.

Muñoz ha explicado que por medio de este spot de 45 segundos, elaborado por el departamento de Marketing de la entidad y Pingüino Torreblanca, han querido reflejar «el toque» que les diferencia del resto de entidades financieras, que es atender a los clientes «como ellos quieren», esto es, ofreciendo una banca «cercana y humana» tal y como demandan.

Y es que el director de la División de Negocio de Eurocaja Rural ha presumido de que la plantilla que integra la entidad tiene «vocación de servicio» y le gusta atender a los clientes de forma «personal y cercana», en base al trato que han aprendido en los pueblos donde Eurocaja Rural se enraíza.

De ahí que en este duelo frente a la máquina, representada por el cajero, haya terminado ganando el capital humano, pues según ha admitido Enrique Muñoz el cajero no puede «empatizar» con el cliente.

«Nuestros cajeros son máquinas estupendas que cumplen su función perfectamente, pero en Eurocaja Rural no tienen un papel protagonista como en otros sitios, ni queremos que esas máquinas sean un sustituto de un empleado o empleada de nuestras oficinas, o sean un lugar donde mandar a los clientes obligados a realizar las operaciones», ha ratificado.

«En Eurocaja Rural nos diferenciamos por ese servicio de cercanía, de confianza con los clientes, sin cita previa, sin mandar a nadie al cajero. Entonces creativamente la idea de crear esos celos del cajero automático hacia nuestros empleados nos cuadraba muy bien, porque nuestros profesionales escuchan al cliente y tratan con ellos directamente, y acompañada con esta maravillosa canción de Junco que todos conocemos, pues se ha quedado una pieza con un mensaje muy potente», ha defendido.


Más información: