Jesús Ortega, ante uno de los cajeros que se acaban de estrenar en tres poblaciones de Guadalajara gracias a Recamder y Prosegur.

Checa, Villanueva de Alcorón y Maranchón disponen de cajeros automáticos desde este miércoles. Ha sido posible gracias al acuerdo suscrito entre la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER) y Prosegur.

Los servicios que prestarán los cajeros evitarán desplazamientos de hasta 50 kilómetros a localidades que sí disponen de sucursales. La disposición de dinero en efectivo, consulta de saldos, recarga de tarjetas bancarias prepago o recarga de móviles serán algunas de las acciones que se podrán realizar en los cajeros pagando la comisión mínima establecida de 1,35 euros.

En 2022, los municipios de Salmerón y Auñón fueron los primeros de la provincia de Guadalajara que se acogieron a esta iniciativa, dentro del mismo convenio.

Todos estos cajeros han sido financiados con fondos europeos que el grupo ADR de Molina de Aragón ha gestionado por concesión de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Además, ha contado con la colaboración de todos los ayuntamientos beneficiados, ya que los consistorios han cedido las instalaciones donde se ubican los cajeros y se han hecho cargo de las obras de adaptación a los mismos.

«Era un servicio básico y necesario para la población», destaca el presidente de RECAMDER, Jesús Ortega Molina. En esta línea, también ha valorado positivamente las actuaciones llevadas a cabo por los miembros que conforman la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural, asegurando que «los Grupos de Acción Local nos dedicamos a mejorar la calidad d vida de los ciudadanos”.

La llegada de los cajeros a Checa, Villanueva de Alcorón y Salmerón se produce después de más de seis meses sin ningún tipo de servicio financiero en las localidades, tras el cierre de las últimas sucursales bancarias. Esto obligaba a los vecinos de una decena de municipios a desplazarse a Sacedón, Cifuentes y Molina de Aragón a realizar sus transacciones habituales.

En la inauguración de los cajeros también estuvieron presentes el Director General de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Juan José Fernández; el delegado de la Junta en Molina, José Antonio Herranz; el presidente del grupo ADR Molina de Aragón y alcalde de Checa, Jesús Alba; la gerente de esta agrupación, María Jesús Madrid; el delegado provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Santos López y alcaldes y representantes de los pueblos beneficiados entre otros.

Juan José Fernández destacó la colaboración entre entidades, asegurando que “los grupos han sabido dar respuesta de manera ágil y eficaz al problema de la exclusión financiera”. A continuación mencionó el apoyo del Gobierno regional, destacando los 94 millones de euros destinados a programas de desarrollo rural que se suman a los 43,5 puestos a disposición de grupos de desarrollo local.


Más información: