Toda la región pasa a nivel 2 desde este domingo salvo once municipios que estarán en nivel 3

TOLEDO, 20 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Gobierno extraordinario de Castilla-La Mancha celebrado este sábado ha acordado relajar las medidas de nivel 3 vigentes en toda la Comunidad Autónoma, de manera que a partir de este domingo, 21 de febrero, la región pasa a nivel 2 salvo once localidades.

Las visitas y salidas a residencias se permitirán pero de manera controlada, aumentan los aforos en hostelería y superficies comerciales, se abren cines y teatros, pero se mantiene el toque de queda a las 22 horas, las reuniones en 6 personas y se mantiene el cierre perimetral regional.

Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, quien en rueda de prensa ha explicado que la relajación del toque de queda aún no se ha aplicado, pues es algo que va ligado a la movilidad, y por el momento hay comunidades autónomas que no han bajado su incidencia acumulada.

Los once municipios que aún permanecen en nivel 3 son El Casar, Sigüenza, Villanueva de la Torre en Guadalajara; Iniesta en Cuenca; y en Toledo siete: Casarrubios del Monte, Fuensalida, Torrijos, Noblejas, La Puebla de Montalbán, Santa Cruz de la Zarza y Valmojado. Por lo que unos 75.500 habitantes aún tendrán que acatar este nivel de restricción.

Casarrubios del Monte, Fuensalida y Torrijos, en Toledo fueron los únicos núcleos urbanos que no habían dejado atrás el nivel 3 reforzado en la última revisión.

33 DÍAS DE NIVEL 3

El Gobierno castellanomanchego decretaba el pasado 18 de enero el nivel 3 reforzado para toda la Comunidad Autónoma, medidas que implicaban, entre otros extremos, adelantar el toque de queda a las 22.00 horas, cerrar la hostelería y las grandes superficies comerciales y cerrar perimetralmente sus 919 municipios.

El pasado 11 de febrero, tras la mejoría de las estadísticas diarias reportadas al Ministerio de Sanidad en cuanto a número de nuevos casos y presión hospitalaria, se rebajó en primera instancia la rigidez de las medidas, suavizando de nivel 3 reforzado a nivel 3 especial en casi toda la región a excepción de Casarrubios, Torrijos y Fuensalida.

Fue entonces cuando por fin los locales de hostelería pudieron levantar la persiana y se aflojó el cierre perimetral municipal con la salvedad de los tres municipios toledanos.