Vehículo de atestados de la Guardia Civil.
Vehículo de atestados de la Guardia Civil.

La Guardia Civil de Toledo ha tomado declaración a un hombre, de 88 años de edad, como investigado no detenido, por un presunto delito contra la seguridad vial, al conducir «de manera manifiestamente temeraria» con un coche en sentido contrario, además de hacerlo con el permiso caducado desde diciembre del 2021.

Los hechos, que se acaban de conocer, ocurrieron a primera hora de la noche del pasado día 15 de marzo, cuando la Guardia Civil de Ciudad Real alertó por un turismo circulando en sentido contrario por el kilómetro 172 de la A-4 a unos 60 kilómetros por hora, en el término municipal de Manzanares.

71 kilómetros en dirección contraria por la A-4

Alrededor de una hora después, componentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Valdepeñas consiguieron dar alcance y detener al vehículo en el kilómetro 100,9 de la misma vía, mientras una patrulla del destacamento de Ocaña había detenido la circulación de la autovía en el kilómetro 96, para evitar posibles accidentes.

El conductor, que fue sometido a pruebas de alcohol y drogas, arrojando resultados negativos en ambos análisis, fue investigado por un delito contra la seguridad vial, al haber conducido durante 71 kilómetros en sentido contrario, quedando a disposición de la autoridad judicial.

Más información: