10.7 C
Guadalajara
13 abril 2024
InicioHistorias para recordarDel verde al negro en Miguel Fluiters en menos de un mes

Del verde al negro en Miguel Fluiters en menos de un mes

Fue el 27 de junio de 2023, seis meses y casi 300.000 euros después de iniciada la obra, cuando reabrió la céntrica calle de Miguel Fluiters. Ya está mutando de su color original al negro. Tan negro como los neumáticos de los coches que la atraviesan.

-

Poco dura la alegría en casa del pobre y menos aún el verde reluciente en el pavimento de la calle Miguel Fluiters, que incluso con la mitad de los vecinos de vacaciones y un menor tráfico rodado de lo ordinario ya está mutando de su color original al negro. Tan negro como los neumáticos de los coches, obviamente.

Fue el 27 de junio de 2023, seis meses y casi 300.000 euros después de iniciada la obra, cuando reabrió la céntrica calle de Miguel Fluiters. Aquel día aún se apreciaba claramente el intento de arreglo hecho a la altura de Santa Clara, tras una defectuosa aplicación del material.

Como ya informó LA CRÓNICA, el material en cuestión es muy similar al utilizado para las instalaciones deportivas, un «arrocillo» fino y algo elástico sobre el que pisan las ruedas de los coches y se aventuran, más que antes, los peatones. Lo más llamativo hasta ahora era su color: se trata de un verde, el nº 512 más concretamente en el catálogo de la empresa suministradora.

En la web del vendedor, una firma murciana, se hace un encomiástico elogio de sus virtudes: «se trata de un tratamiento superficial en frío con excelentes propiedades de fatiga a esfuerzos dinámicos y absorción de impactos, con una alta resistencia al desgaste y buenas propiedades mecánicas. Con este producto, se consiguen absorber los ruidos producidos por la contaminación acústica al tiempo que reduce el NOx, además, su fabricación e instalación generan 0 emisiones de CO2 favoreciendo la descontaminación medioambiental. Todo un avance puesto que, además, se trata de un sistema procedente de la economía circular». Por si fuera poco, insisten en «poner de relieve la propiedad elastomérica de su composición, que permite una altísima reducción del ruido generado cuando se transita por encima de superficies realizadas con este producto, ya que la absorción de la energía del impacto reduce drásticamente el mismo».

En conversación con este diario, uno de los responsables aseguraba que era de fácil limpieza, con agua.

Miguel Fluiters en el día de su reapertura al tráfico, el 27 de junio de 2023. (Foto: La Crónic@)

Más información: