Cercanías de Madrid.
Cercanías de Madrid, con los andenes atestados de pasajeros.

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (SEMAF) y RENFE han anunciado que desconvocan la huelga de maquinistas, que la organización sindical inició el 30 de septiembre y tenía previsto continuar los días 8, 11 y 12 de octubre, después de llegar a un acuerdo en la noche de este jueves.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha confirmado que el sindicato de maquinistas SEMAF y RENFE han llegado a un acuerdo para desconvocar la huelga, que «refrenda medidas» que la compañía «ya tenía en marcha».

RENFE ha reiterado sus disculpas a los viajeros y ciudadanos «que han sufrido las consecuencias de la cancelación de trenes después de cinco jornadas de protestas que han afectado su movilidad cotidiana» y ha apuntado que se han devuelto a los clientes un total 70.000 billetes «sin coste».

Servicio mínimos incumplidos

Las jornadas de huelga han supuesto un gran trastorno para los usuarios. Los que decidieron usar la línea de ALSA entre Guadalajara y Madrid se encontraron con largas colas para acceder a los autobuses para, en muchos casos, quedarse en la dársena, sin poder subir. Aquellos que optaron por el vehículo privado comprobaron que los atascos a partir de Torrejón se habían incrementado notablemente en estos días, coincidiendo con la huelga de los maquinistas.

Así, la quinta jornada de huelga de maquinistas de Renfe provocaba este jueves la supresión de 78 trenes de la red de Cercanías de Madrid.

Esta huelga arrancó el pasado día 30 de septiembre para pedir a la compañía la recuperación de los trenes suprimidos por el Covid-19 y la contratación de todo el personal que se ha ido recortando en los últimos años.

Eran paros parciales de 7 a 9 horas, de 12 a 16 horas, y de 18 a 22 horas. Renfe estableció servicios mínimos del 75% en hora punta y del 50% el resto del día para garantizar la movilidad de los ciudadanos

Fuentes de Renfe han explicado a Europa Press para LA CRÓNICA que en la franja matutina de los paros, hasta las 16 horas, se han suspendido un total de 78 trenes de servicios mínimos, lo que representa un cumplimiento del 40%.

Se trata de servicios mínimos «de carácter obligatorio para asegurar la prestación de los servicios esenciales de transporte ferroviario de viajeros y mercancías», han recordado desde la compañía ferroviaria.

Así, como consecuencia de la huelga, a lo largo de la mañana del jueves se han registrado demoras y alteraciones en los trayectos habituales de Cercanías en Madrid y se ha interrumpido «momentáneamente» el servicio entre las estaciones de Aeropuerto T-4 y Fuente de la Mora en las líneas C-1 y C-4 a las 11.30 horas.

Ante esta interrupción, desde Cercanías Madrid han recomendado desde sus redes sociales a los viajeros con origen y destino en ambas estaciones el uso de transporte alternativo.

La huelga iba a continuar este viernes y los días 11 y 12 de octubre.

Más información: