Blanca Fernández, durante su rueda de prensa en el palacio de Fuensalida el 2 de febrero de 2021.
Blanca Fernández, durante una rueda de prensa en el palacio de Fuensalida el 2 de febrero de 2021.

Castilla-La Mancha ha superado sin incidentes su vuelta a una etapa sin apenas restricciones, lo que se ha venido a denominar la ‘nueva normalidad’. Nada que ver, por ahora, con los apabullantes botellones de Barcelona y Madrid. Apesar de que la región se encuentra en una situación epidemiológica «bastante buena», su Gobierno ha pedido a los ciudadanos «no relajarse» y hacer un uso correcto de la mascarilla.

Esta petición venía de la mano de la portavoz del Gobierno castellanomanchego, Blanca Fernández, este pasado viernes.

«Hiper responsables»

Insistía Fernández que los castellanomanchegos han recuperado parte de su libertad y lo han hecho de manera progresiva porque la ciudadanía de Castilla-La Mancha ha demostrado ser «hiper responsable» y porque el proceso de vacunación ha sido «admirable».

Por todo ello «hoy nos hemos encontrado en una situación epidemiológica bastante buena que hace que podamos tener una situación de apertura prácticamente en la normalidad como es a partir del día de hoy (por el viernes)», señalaba Blanca Fernández.

«Es muy importante que toda la ciudadanía mantenga las precauciones, el uso de la mascarilla siga siendo correcto como hasta ahora y sigamos manteniendo las distancias cuando no tengamos la mascarilla, aunque sea al aire libre», ha recomendado la también consejera de Igualdad.

Superar la prueba «con nota»

Según ha advertido, «esta es una nueva prueba que se nos pone por delante a toda la ciudadanía y también a las instituciones» y desde el Gobierno de Castilla-La Mancha «estamos en la convicción de que se va a superar con nota».

«No nos relajemos, sigamos siendo responsables porque esa responsabilidad y esa manera de hacer las cosas en Castilla-La Mancha nos han llevado por el mejor camino frente a un virus que ha sido letal y terrible», ha zanjado.

Más información: