Fachada de la Diputación de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Fachada de la Diputación de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

El pleno de la Diputación de Guadalajara ha aprobado, por unanimidad, autorizar al Consorcio Provincial de Residuos para la puesta en marcha de servicios de recogida domiciliaria selectiva de aceite de cocina usado y restos textiles de origen doméstico en los municipios o mancomunidades de la provincia pertenecientes a dicho consorcio que lo soliciten, sin ningún coste para ellos.

La propuesta del diputado delegado del Consorcio de Residuos y vicepresidente primero de la Diputación, Rubén García, para permitir la puesta en marcha de estos servicios ha sido aprobada con el apoyo de todos los grupos.

La recogida de ambos tipos de residuos domésticos es de competencia municipal y será obligatoria a partir del 1 de enero de 2025 y el Consorcio Provincial para la Gestión de Residuos Urbanos cuenta con contenedores para la recogida selectiva de aceite doméstico usado desde el año 2017.

Una vez que se ha producido dicha autorización, la previsión del Consorcio Provincial para la Gestión de Residuos Urbanos para dar uso a las ayudas PIMA recibidas en 2017 es poner en marcha los dos servicios de recogida domiciliaria, por su interés social y por los beneficios técnicos y económicos que supone la implantación conjunta en la provincia de la recogida selectiva de ambas fracciones de residuos.