Bellido, durante sus declaraciones del 20 de marzo de 2021 en Molina de Aragón.
Bellido, durante sus declaraciones del 20 de marzo de 2021 en Molina de Aragón.

El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, ha asegurado este sábado que los pueblos ribereños de Entrepeñas y Buendía, que esta mañana se han manifestado en contra del último trasvase del Tajo-Segura, cuentan “con el apoyo de todas las instituciones de Castilla-La Mancha”.

Bellido, en declaraciones realizadas en Molina de Aragón, ha reclamado al Gobierno de España que impulse “cuanto antes” un nueva planificación para acabar con unas derivaciones que considera son “abusivas”.

El político socialista ha asegurado que se trata de “un trasvase que todas las instituciones rechazamos” y ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a recurrir la aprobación de un trasvase de casi 140 hectómetros cúbicos, previsión que es lo que ha motivado la protesta de este sábado.

Lámina estable

El presidente de las Cortes regionales reclama al Gobierno de España que “cuanto antes” ponga en marcha “un nuevo plan de cuenca” que se traduzca en “una lámina estable en los embalses de cabecera y un caudal ecológico, como dicen la razón, el movimiento medioambientalista y ecologistas y, sobre todo, la justicia y la UE”, ya que las reglas actuales “están incumpliendo los parámetros mediambientales”.

El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha reclama que se ponga fin a “los abusos del memorándum actual” y que, sin negar agua para consumo humano en Levante, se permita que los recursos hídricos se pongan a disposición de la creación de riqueza en los municipios de la cabecera del Tajo, “atendiendo primero a los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía”.

Más información: