Pioz, uno de los municipios más endeudados de España en el 2015, acaba de aprobar sus presupuestos para el 2020. Lo que en condiciones normales sería criticable, ya que las cuentas deberían estar vigentes desde el 1 de enero y haberse aprobado en 2019, en realidad es motivo de satisfacción para los munícipes de este pueblo, rodeado de urbanizaciones.

Los presupuestos llegan se han cerrado en 3,1 millones de euros. Los más reseñable es que, por vez primera tras años de ahorro forzoso para hacer frente a un colosal endeudamiento, se contemplan inversiones tras un lustro sin tenerlas.

La deuda, a la mitad… y aún quedan 8 millones

“Nos costará, pero le estamos dando buenos palos a la deuda”, ha señalado en declaraciones a Europa Press para LA CRÓNICA su alcalde, Juan Antonio Pendás, deUnidas Podemos. Recuerda que la deuda del municipio se sitúa actualmente en 8,1 millones de euros frente a los 15 millones que encontraron cuando su formación tomó el relevo del Gobierno municipal, hace ya cinco años.

Pendás ha señalado que “por fin” van a invertir algo en el municipio gracias a que han agrupado al año la deuda que estaban afrontando en distintos préstamos, reduciendo la misma a 500.000 euros anuales. De ahí que hayan mejorado la capacidad de ahorro y eso es lo que les permite realizar algunas inversiones necesarias. También porque “el municipio crece”, ha añadido.

Según el regidor, tras años sin apenas invertir para este año ya se contemplan partidas para mejorar en consultorio médico el sistema de aire acondicionado mejor. También se van a sustituir los contadores de agua y quieren afrontar algunas mejoras en parques y han presentado una solicitud al Ministerio para optar a la ayuda cultural con el fin de acometer la rehabilitación del castillo, una obra para la que tienen prevista una partida de 112.000 euros.

Deudas con los agricultores

Además, el Ayuntamiento quiere ponerse al corriente de pago con los agricultores de la localidad, a los que les adeuda aún el pago correspondiente por pasar la red de saneamiento por sus fincas. “Una deuda histórica que tiene que pagarse ya”, ha apuntado el regidor.

Otra buena noticia –ha dicho el alcalde–, es que el Gobierno de Castilla-La Mancha “por fin parece que” va a ayudar económicamente al Consistorio en el pago de la depuradora del municipio, algo que según Pendás, supondría un “impulso fuerte” para afrontar la deuda que aún mantienen.

El regidor ha terminado asegurando que esto supone un “hilo de esperanza para dejar la deuda histórica bastante liquidada”, reconociendo así que supondría que Pioz deje atrás esa etiqueta que en su día lo sitúo como uno de los municipios más endeudados de España.

Más información: