Fachada del Ayuntamiento de Guadalajara desde el solar existente en la Plaza Mayor. (Foto: A. González / La Crónic@)
Fachada del Ayuntamiento de Guadalajara desde el solar existente en la Plaza Mayor. (Foto: A. González / La Crónic@)

Ana Guarinos no es ya la presidenta provincial del PP en Guadalajara pero su «estrella» no se ha apagado, sino que más bien se ha reubicado: desde hace pocos meses es la número 3 del PP en Castilla-La Mancha. Además, como vicepresidenta de las Cortes, mantiene una atalaya sobre la política regional que le permite participar en el día a día de su formación.

En paralelo, el Partido Popular afronta un 2022 en el que debería dejar resuelto el enigma de quién encabezará la lista electoral en la capital de la provincia para las elecciones de mayo de 2023.

Como se ha constatado en la última década, son muchos los que internamente asumen que Jaime Carnicero, el actual portavoz y antiguo vicealcalde de Román, no reúne la imagen pública adecuada para figurar como candidato a la Alcaldía. A partir de esa reflexión, falta encontrar quien ponga rostro a la lista del PP en Guadalajara, al igual que en otras localidades relevantes de la provincia, como Sigüenza.

El problema de la capital

Guarinos se muestra convencida de que en Guadalajara «va a volver a gobernar el PP» porque, si bien en este tiempo ha habido «muchos anuncios y mucha política de imagen y sonrisas» por parte del actual Gobierno, la ciudad está «descuidada y sucia», sin que se hayan ejecutado los proyectos anunciados en su día.

En un salto en el tiempo que pasa por encima de Antonio Román, Guarinos no ha querido dejar pasar por alto una reconocimiento a una persona que a su juicio sigue siendo «un referente insustituible» en el PP de Guadalajara, José María Bris Gallego, del que ha reseñado su experiencia, veteranía y el haberse ganado el respeto de todo el mundo.

Guarinos, con Echániz y Román, en la última noche electoral.
Guarinos, con Echániz y Román, en la última noche electoral, cuando el PP quedó relegado a tercera fuerza política de la provincia, por detrás de Vox.

A por el «sorpasso» a Vox en Guadalajara

En cuanto a su sucesor al frente del partido en Guadalajara y alcalde de Yunquera de Henares, Lucas Castillo, ha apuntado que es «una máquina» que ha sabido ganar elecciones en los momentos más complicados y un «magnífico presidente». Para llegar a serlo, como saben los lectores de este periódico, fue decisiva la retirada en el último minuto de Jaime Carnicero, cuyos apoyos fueron a parar directamente a Lucas Castillo, dejando sola frente al candidato oficial a Ana González. Nunca trascendieron públicamente los detalles del acuerdo que propició ese desenlace.

En el caso concreto de Guadalajara, la parlamentaria apunta que la llegada de nuevas formaciones despertó nuevas expectativas pero que hoy «la gente ha vuelto a confiar en formaciones históricas», según subraya en esta esta conversación con Europa Press para LA CRÓNICA.

Vox se convertía en los pasados comicios generales en la segunda fuerza más votada de la provincia, adelantando al PP. Eso es algo que escoció sobremanera, aunque ahora públicamente Guarinos sostenga que no le produce «ningún miedo» porque cree que no se repetirá, y asegura basarse para ello en lo que recogen las encuestas.

Guarinos reconoce que el PP de Castilla-La Mancha trabaja ya en los nombres de las candidaturas que encabezarán las capitales y pueblos de la región. El problema, para todos los partidos, son los pueblos pequeños, con cada vez más dificultades para hacer listas electorales por falta de voluntarios.

Apoyo a Núñez

Para la ‘número 3’ de la formación ‘popular’, la situación de liderazgo de Paco Núñez en el PP de Castilla-La Mancha está «perfectamente consolidada y es incuestionable» tras ganar un Congreso regional «de forma arrolladora», y ha asegurado que aspiran a gobernar con mayoría absoluta en la región en el 2023.

La diputada Guarinos sostiene que la formación presenta, según las encuestas, una tendencia «al alza» gracias al liderazgo renovado de Paco Núñez tras el último Congreso. Esta circunstancia, ha defendido, está sirviendo para «recuperar la confianza de los castellanomanchegos» mientras el PSOE ha vivido este tiempo «imbuido en una soberbia que no es lógica», especialmente en estos momentos de pandemia.

En todo caso, según la guadalajareña, de acuerdo a esa supuesta tendencia que ofrecerían las encuestas, el PP podría ganar en este momento las elecciones al PSOE en número de escaños e incluso también en votos y, al igual que vislumbra la salida del arco parlamentario de Ciudadanos, ve la entrada de una tercera fuerza política en el Parlamento regional: Vox.

Más información: