Víctor San Vidal, alcalde de Fontanar.
Víctor San Vidal, alcalde de Fontanar. (Foto: La Cró[email protected])

Fue una noticia sonada, sobre todo por lo aparatoso de la ocupación del Ayuntamiento de Fontanar, en la búsqueda de documentos comprometedores. Aquello ocurría en julio de 2019. Un año y medio después aún no se ha cerrado el caso. Más aún: según acaba de hacer público Izquierda Unida, el juzgado de Instrucción nº1 de Guadalajara amplía la investigación sobre Víctor San Vidal y otras dos personas, incluyendo ahora los posibles delitos de malversación y tráfico de influencias, que se sumarían al de prevaricación administrativa.

El auto, que lleva fecha del 1 de diciembre de 2020, también alude al jefe de Protección Civil y a la administradora única de la empresa adjudicataria del contrato que se cuestiona, madre del anterior.

En julio de 2019 se produjo la espectacular operación sobre el Ayuntamiento de Fontanar que aún no ha desembocado en una sentencia judicial.

Obras pagadas pero no realizadas

Según se destaca desde IU, «un reciente informe pericial recoge las actuaciones que figuraban en el proyecto municipal, y que no han sido ejecutadas y sin embargo sí han sido abonadas por el Ayuntamiento y cobradas por la empresa adjudicataria».

En noviembre de 2018, dos concejales de Unidas por Fontanar (antes Ahora Fontanar), interpusieron una denuncia contra el alcalde de Fontanar por la adjudicación y ejecución de las obras del Sector 4, ahora llamado “Parque Río Bornova”.

«Este contrato se adjudicó a una empresa que no existía, sin experiencia en obras de urbanización y cuya administradora única es la madre del Jefe de Protección Civil y amigo íntimo del alcalde» según sostienen desde IU en un comunicado.

Más información: