9.1 C
Guadalajara
27 febrero 2024
InicioEconomíaEl comercio online en España para 2023

El comercio online en España para 2023

España se ha posicionado como uno de los países donde más ha crecido el comercio electrónico, según los datos de la CNMC.

-

Los hábitos de consumo han cambiado y el comercio online lleva años ganando la partida a los métodos convencionales de compra. Durante la pandemia, las circunstancias obligaron a que ésta fuese la principal vía de adquisición de bienes transformándose por completo la mentalidad de los consumidores que han acabado transformando sus hábitos por cuestiones de comodidad y de ahorro en desplazamiento.

Las empresas, conscientes de esta situación, invierten en perfeccionar su presencia en Internet y en apostar por compañías especializadas como Webempresa.  Esto les permite adquirir un hosting idóneo en el que incorporar sus códigos, archivos, textos y todos los elementos necesarios para desarrollar su estrategia de e-commerce, alojando eficientemente sus productos o servicios online.

Solo en 2022, y según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), España se ha posicionado como uno de los países donde más ha crecido el comercio electrónico siendo capaz de movilizar 15.600 millones de euros durante el primer trimestre, un 25,3% más que en 2021. Los sectores que mayor índice de ingresos experimentaron fueron el textil (7,3% de la facturación), las agencias de viajes (7%) y los servicios de intermediación financiera (con un 6,1%). En total, 312 millones de transacciones durante el primer trimestre del año.

Durante el segundo semestre de 2022, la facturación del comercio electrónico siguió creciendo hasta alcanzar una tasa interanual del 33,1%, lo que se tradujo en 18.190 millones de euros. De hecho, el cierre del año tuvo una facturación estimada de 65.300 millones de euros, de los que la venta online se atribuía el 17%. Esto nos demuestra que, a pesar de la profunda recesión económica, España se convierte en el tercer país europeo que más factura gracias al comercio online.

La mejor página para el e-commerce

Quienes se plantean desarrollar su estrategia de comercio online en este 2023 deben saber que crear una página web en WordPress será la mejor opción para ello. WordPress se presenta como un alojamiento web único, ofreciendo un dominio personalizado y de código abierto.

Su sistema modular y su compatibilidad con las principales plataformas de pago lo convertirán en la mejor opción. Además será posible adaptar las búsquedas de productos en función de nuestra ubicación.

Las tendencias para 2023

A pesar de su evolución, el e-commerce se ve obligado a hacer frente a retos como la integración del 5G, soluciones de inteligencia artificial o la creciente inflación. La tendencias para este año son claras:

  • Cambios en las políticas de envíos y devoluciones: Las tiendas online han asumido los costes y esto conllevaba grandes pérdidas de ingresos para las marcas. No obstante deberán ofrecer facilidades de compra y devolución a los clientes.
  • El valor del stock: Debido a la inflación y la crisis derivada de la guerra de Ucrania, las empresas se verán obligadas a aprovisionarse de una mayor cantidad de productos para evitar la pérdida de clientes o costes adicionales.
  • Importancia de las reseñas: Las ventas dependerán entre un 270% y un 380% de las reseñas positivas que reciban las empresas, lo cual les hará diferenciarse de la competencia.
  • Nuevas fórmulas y mercados: Además de contar con un eficiente dominio en el que alojar nuestra plataforma de comercio electrónico, las empresas tenderán a abrirse a mercados internacionales en busca de escalabilidad y nuevas oportunidades. Del mismo modo, empezarán a adherirse a grandes marketplaces para ganar presencia online.
  • Metaverso: Se presenta como una estrategia eficaz que permite a los usuarios indagar por sus plataformas web de compra mediante el uso de avatares virtuales.
  • Re-commerce: O también conocido como up-cyling seguirá teniendo peso. La venta de productos de segunda mano o reciclados están cobrando peso por cuestiones de concienciación medioambiental y económica.
  • Flexibilidades de pago: La situación económica llevará a apostar por ofrecer un abanico más amplio de opciones de pago, con plenas garantías, adaptándose a las necesidades del consumidor de forma ágil.

El comercio electrónico en España no para de crecer, de tal modo que ha dejado de ser una tendencia para convertirse en una realidad que acabará por desbancar al comercio convencional en todos los sectores.