Sepulturas en uno de los patios más antiguos del cementerio de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Sepulturas en uno de los patios más antiguos del cementerio de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

El coronavirus ha sido la causa identificada del 30% de las defunciones totales registradas en Castilla-La Mancha de marzo a mayo, según el avance publicado por el INE este jueves, con carácter provisional hasta que se difundan los definitivos durante el año 2021.

De este modo, la región registró 10.216 defunciones de marzo a mayo, de las cuales 3.288 se debieron a la COVID-19 como causa identificada (32,18%) y 1.609, sospechosas de haberse producido por la enfermedad.

La mayor mortalidad de España

Las tasas brutas más elevadas de fallecidos por COVID-19 identificado por cada 100.000 habitantes correspondieron a Castilla-La Mancha (160,8), Madrid (150,6) y Castilla y León (125,1). Por su parte, las menores tasas brutas de fallecimientos por esta causa se dieron en las ciudades autónomas de Melilla (2,3) y Ceuta (6,0), y en Canarias (7,5).

En cuanto a las causas de estas muertes, las enfermedades infecciosas tienen la tasa más alta en Castilla-La Mancha con 245,3 habitantes por cada 100.000, seguidas de afecciones del sistema circulatorio (123,3) y tumores (94).

Más de 43.000 fallecidos hasta mayo

Durante los primeros cinco meses del 2020 se produjeron en España 231.014 defunciones, 43.537 más que en el mismo periodo del año anterior, lo que supone un incremento del 23,2%; de estas muertes, cabe destacar los fallecimientos por enfermedades infecciosas que aumentaron un 1.687,7% respecto a los cinco primeros meses de 2019, correspondiendo el 67,5% de las defunciones a pacientes con COVID-19 identificado y el 26,9% a pacientes sospechosos con COVID-19.

Por el momento, se observa una variación del número de fallecimientos con distinta tendencia en los meses de enero y febrero y en los de marzo a mayo. Así, el número de defunciones descendió un 4,3% durante enero y febrero respecto al mismo periodo de 2019 (con 3.568 menos), mientras que en el periodo de marzo a mayo de 2020 el número de fallecimientos se incrementó un 44,8%, con 47.105 más.