El presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, ha destacado este viernes la labor de todas aquellas personas que han trabajado por el desarrollo de la Comunidad Autónoma durante los últimos 40 años, «siempre por el mismo sentido, el mismo ideal y propósito» con el que nació esta región, no con la idea de ser más que nadie ni como «una identidad negativa ni de confrontación» sino «con una identidad inclusiva, acogedora y consciente de que somos tanto como un parte del territorio nacional».

«No queremos confrontar con nadie y queremos trabajar con todos, pero conscientes de que, de no haber tenido autonomía, autogobierno, nuestra tierra estaría peor», ha agregado durante su intervención en el acto institucional celebrado con motivo del Día de la Constitución y del 40 aniversario de la aprobación del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, en la Iglesia de Santa María de Alarcón (Cuenca), que ha presidido junto al responsable autonómico, Emiliano García-Page.

Bellido ha querido agradecer también el empeño de los hombres y mujeres que un 3 de diciembre como hoy de 1981 en este mismo lugar, dentro de una comisión mixta de 120 diputados regionales y 41 parlamentarios nacionales, dieron luz verde a la aprobación inicial del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, texto que nació con el orgullo de ser parte de España y con la conciencia de respetar todo el articulado y el espíritu de igualdad y solidaridad de la Constitución española.

En este punto, sobre la Carta Magna, el presidente de las Cortes ha resaltado que el texto garantiza la igualdad «y ha permitido también la solidaridad», reconociendo «la diversidad, incluso las diferencias dentro del territorio y dentro del país», pero se garantiza la igualdad que es «lo más importante».

Una Constitución, que ha descentralizado organizativamente un país que, pese a ello, «sigue siendo unitario» y que ha traído «enormes avances y enorme progreso», libertad tras 40 años de dictadura y calidad de vida. Y todo ello, ha subrayado, «es algo que debemos preservar, reivindicar y celebrar, a pesar de que haya quien quiera utilizar las diferencias asentándose en ocasiones en manipulaciones históricas para dividir a nuestro país o aquellos que utilizan la Constitución para enfrentarnos».

Dicho ello, ha destacado la relevancia de seguir unidos en los «grandes asuntos», refiriéndose a hitos como la derrota del terrorismo, ya que es desde la unidad «como la ciudadanía vive mejor», incidiendo en los «avances muy evidentes» logrados en la Comunidad Autónoma en este tiempo en materias en las que tiene competencias la región y en otras que le importan.

De las Cortes actuales, ha resaltado que este es el Parlamento que más leyes ha aprobado en lo que va de año, mostrándose especialmente orgulloso de la de Ley de medidas económicas, sociales y tributarias frente a la Despoblación y para el desarrollo del Medio Rural en Castilla-La Mancha.

CONSENSOS

También que el Parlamento esté «implicado» en distintas conmemoraciones y planes, como la campaña de difusión del V Centenario del Levantamiento de las comunidades de Castilla, la infancia o la discapacidad, punto en el que se ha sumado personalmente a la campaña del Comité español de representantes de personas con discapacidad (Cermi) para que se reforma la Constitución a fin de eliminar términos «peyorativos» como el de «disminuido» para referirse a los discapacitados.

Pablo Bellido se ha mostrado igualmente «orgulloso» de que «el discurso del odio» no haya entrado en el Parlamento autonómico, un discurso, ha añadido, «que criminaliza la infancia y niega la violencia contra las mujeres». «Las Cortes en esto son un ejemplo y me gustaría que el resto de parlamentos e instituciones públicas mantuviesen ese consenso» en esos temas.

Consenso ha pedido igualmente «si se ha de hacer una reforma» del Estatuto de Autonomía, algo que corresponde a los grupos parlamentarios, pero que debe acometerse «con el máximo consenso, aquí en Castilla-La Mancha y también en Madrid, en el Congreso», pues «es fundamental que la reglas del juego estén pactadas por todas las formaciones políticas posibles».

REFORMAS EN EL PARLAMENTO

De otro lado, ha avanzado que «en breve» el Parlamento autonómico pondrá en marcha «algunas pequeñas reformas» para garantizar el acceso de todas las personas «a todos los espacios más relevantes» del edificio, se seguirá trabajando con la interpretación en lengua de signos, en traducir todas las leyes a un lenguaje sencillo «para que todos los ciudadanos de Castilla-La Mancha tengan acceso a la legislación que se produce en la región», se instalarán bucles magnéticos y se seguirá apostando por el Braille, a fin de conseguir que las Cortes «sean realmente la casa de todos y de todas».

Igualmente, ha recordado que desde que él preside la institución, el edificio que la alberga se ilumina con la bandera de España los días 6 y 8 de diciembre, algo que también ocurrirá este año.

«Nos quedan desafíos como región, la financiación autonómica justa, que está reivindicando el Gobierno de Castilla-la Mancha, reducir la brecha de desigualdad y combatir la pobreza» y la recuperación sanitaria y económica, ha finalizado el presidente de las Cortes, que se ha referido a la vacunación contra el COVID, para reivindicar que «frente a las fantasías del negacionismo» que provocan muerte y confinamiento, se apueste por la vacuna, que es lo que permitirá salir de este «desafío».

Bellido y García-Page han estado acompañados por todo el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha, miembros del Parlamento autonómico, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, y la alcaldesa de Alarcón, Milagros Poveda.

Han asistido también los ex presidentes de Castilla-La Mancha, José Bono y José María Barreda –María Dolores de Cospedal ha excusado su presencia– así como los ex presidentes de las Cortes regionales, Francisco Javier Irízar, Antonio Marco y Vicente Tirado, además de los presidentes de las cinco diputaciones provinciales.