El pasado 10 de noviembre, las elecciones generales se saldaban en Guadalajara con el inusual resultado de que PP y PSOE se repartieran los puestos de senador por la provincia con dos escaños para cada uno de los partidos. El damnificado por esta insólita situación fue el socialista Julio García, que perdió su acta en la Cámara Alta al contar con menos votos de los electores que sus compañeros de candidatura, Rafael Esteban y Riansares Serrano.

Este lunes, el Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica el nombramiento del azudense como nuevo Director General de Coordinación y Planificación de la Junta de Comunidades.

Nacido en 1957 en Umbralejo, Julio García es funcionario de la Administración de Justicia en el "Cuerpo de Auxilio Judicial", según consta en su biografía oficial registrada en el Senado. Está casado y tiene dos hijas. Concejal del Ayuntamiento de Azuqueca desde 1995, también ha sido diputado provincial y vicepresidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe.

Se da la curiosa circunstancia de que ese mismo cargo, el de Director General de Coordinación y Planificación, ya fue ocupado desde el verano de 2018 por Eusebio Robles, antes de que este fuera designado para ocupar la Delegación de la Junta en Guadalajara, en la que ya había trabajado como jefe de gabinete de Alberto Rojo.

En los pasados comicios, García fue el quinto candidato a senador por número de votos en la provincia.