El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Guadalajara adoptará el próximo martes, con toda probabilidad, la decisión de poner en marcha el procedimiento para la construcción de viviendas sobre los dos solares de la Plaza Mayor, el mayor de los cuales es conocido como "el del Maragato" y el otro el de "Marelvi", por el local de zapatería que acogió durante décadas. Y toda una década lleva este céntrico punto de la ciudfad en tan lamentable estado, en desuso y con un gran andamio que sostiene la fachada de la recordada pescadería.

Tras el fallo judicial, la Junta de Gobierno retomará el proceso paralizado por el TSJCM en 2016, después de que los propietarios de los terrenos se negasen a aceptar el Programa de Actuación Edificativa (PAE) por el que un tercero podrá construir sobre el terreno por llevar más de 24 meses sin ser edificado por la propiedad originaria.

El primer teniente de alcalde y responsable de Urbanismo, Rafael Pérez Borda, valora como “una gran noticia que el Ayuntamiento retome al fin el proceso que permitirá poner fin a la vergonzosa imagen del andamio en el corazón de la ciudad”.

En este sentido, Pérez Borda afirma que el nuevo equipo de Gobierno colaborará en todo lo que sea posible para “agilizar” los trámites necesarios para que la construcción sobre este solar sea “lo antes posible”.

El edil de Urbanismo recuerda que el Gobierno municipal considera “urgente” la actuación en el casco para acabar con los solares e insiste en que utilizará “todas las herramientas y figuras urbanísticas al alcance del Ayuntamiento y por supuesto la figura del PAE ahora que cuenta con el respaldo de la Justicia”.
 
Plazo de tres meses

Tras el fallo del TSJM que valida el PAE impulsado desde el Ayuntamiento, la Junta de Gobierno concede un plazo de tres meses para que el agente urbanizador presente un estudio arqueológico que será remitido a la Junta de Castilla-La Mancha, así como un estudio geotécnico, levantamiento topográfico, la presentación del Proyecto de Ejecución de la Edificación, el pago de tasa y la presentación de un plan de reparcelación en régimen de propiedad horizontal.
 
Con la puesta en marcha del procedimiento, el nuevo agente urbanizador podrá construir sobre el solar e indemnizar en especie a los propietarios de los terrenos. Rafael Perez Borda agradece a los técnicos municipales “el esfuerzo realizado para que nuestra Plaza Mayor pueda dejar de tener un solar que ya es histórico pero que degrada su imagen”.