13.3 C
Guadalajara
19 mayo 2024
InicioLocalEl Neptuno del Jardinillo, a la espera de que el Atlético de...

El Neptuno del Jardinillo, a la espera de que el Atlético de Madrid gane la Liga

Muy tranquila se despertaba este sábado la estatua de Neptuno en la céntrica Plaza del Jardinillo de Guadalajara, lugar de antiguas celebraciones de los seguidores del Atlético de Madrid.

-

Con más tranquilidad que muchos seguidores atléticos se despertaba este sábado la estatua de Neptuno en la céntrica Plaza del Jardinillo de Guadalajara. A diferencia de lo que ocurre con su homónima de Madrid, en la capital alcarreña no ha trascendido el preparativo de ningún dispositivo de seguridad por parte de la Policía Local. Las últimas apelaciones a la prudencia han sido las habituales del alcalde de Guadalajara, con motivo de un reciente acto público.

Son los rojiblancos los que tienen más posibilidades de hacerse con la Liga tras esta emocionante temporada, una de las más reñidas de los últimos tiempos. Cuando han tenido algo que celebrar, antes de la pandemia, lo han hecho en el Jardinillo, ante su dios. Esta vez, obviamente, no hay convocatoria como tal.

En caso de que finalmente sea el Real Madrid el que se haga con el torneo, la celebración tradicionalmente se hacía en la fuente de Santo Domingo y, sobre todo, a claxon batiente por las calles de la ciudad.

Sin celebraciones masivas en Madrid

Varios anillos interpuestos por la Policía Municipal de Madrid y vallas en torno a la fuente de Neptuno controlarán el aforo en la plaza de Cánovas del Castillo en la capital de España para evitar un multitudinaria acumulación de aficionados.

“Nuestro mensaje es que a pesar de la alegría que supone ganar un título de Liga en esas circunstancias todavía tenemos que hacer un ejercicio de responsabilidad y por tanto solicitamos que no se produzcan aglomeraciones, pero cualquiera es libre para poder ir a esas fuentes. Por eso preparamos un dispositivo para evitar en la medida de lo posible que se produzcan esas aglomeraciones estableciendo diversos anillos para ir filtrando a las personas y cuando se considere que es un número excesivo poder cortar el acceso a esas fuentes”, ha esgrimido el alcalde Almeida, reconocido seguidor rojiblanco, club del que es el socio 97.493.

Una estatua sin tridente en Guadalajara

Hace una década, coincidiendo con un enfrentamiento copero entre Real Madrid y Atlético de Madrid en 2011, la escultura de la Plaza del Jardinillo perdió mano, antebrazo y tridente. Las amputaciones han sido la norma para esta obra de arte, que en tiempos adornó los jardines del Depósito de las Aguas y que desde 1969 pasó a su actual emplazamiento en el centro de la ciudad. Para estos sobresaltos no ha habido que esperar necesariamente a celebraciones futbolísticas, puesto que los gamberros actuaron por su cuenta muchas otras veces, al margen de campeonatos o ligas.

La última restauración se hizo en 2016, después de que en marzo de 2014 la mano diestra siguiera en su sitio… pero sin nada que asir. Faltaba el tridente, que apenas estuvo en su sitio dos meses. Así, sin nada en la mano, es como se encuentra actualmente y desde entonces.

Estatua de Neptuno en la Plaza del Jardinillo de Guadalajara el 22 de mayo de 2021. (Foto: La Crónic@)
Estatua de Neptuno en la Plaza del Jardinillo de Guadalajara el 22 de mayo de 2021. (Foto: La Crónic@)

Los esfuerzos para mantener al dios de las aguas con todos sus atributos como debieran no han resultado reiteradamente infructuosos. Se intentó con un tridente más grueso y pesado, al que además se le aplicó adhesivo tanto en el pie derecho de la escultura como en la mano, tantas veces rota en anteriores actos vandálicos. La estrategia no funcionó y los vándalos causaron incluso daños más graves con esa mayor resistencia a sus tirones.

La estatua formaba parte del patrimonio escultórico del palacio del Marqués de Montesclaros. En 1868, con la reforma del edificio para la instalación de la Academia de ingenieros, esta y otras estatuas que carecían de naturaleza militar fueran sacadas del recinto y pasaron a formar parte del patrimonio municipal.

En lo que va de siglo, rondan la docena los ataques sufridos por este mármol, de una variedad de Carrara que ya no es posible conseguir.

Más información: