Momento en que se descubría
Momento en que se descubría "El abrazo vacío" el 20 de mayo de 2021, en Guadalajara.

Ya se puede contemplar en el parque de Adoratrices «El abrazo vacío», de la que es autor el guadalajareño Sergio del Amo. La obra ha costado 40.200 euros, de los que el Ayuntamiento de la capital ha aportado 24.200 euros. El resto se ha conseguido a través de donaciones particulares, que en total han sumado 16.000 euros más según fuentes municipales.

Era el 5 de noviembre de 2020 cuando se presentaba el proyecto escultórico ‘El abrazo vacío’, como un homenaje de la ciudad de Guadalajara a la lucha contra el coronavirus. Entonces, el proyecto se estimó que costaría 34.000 euros. Seis meses más tarde, este jueves, se ha dado a conocer en presencia del alcalde de la ciudad, Alberto Rojo, y de numerosas autoridades regionales, provinciales y locales. ‘El abrazo vacío’ es una escultura en bronce de dos metros de altura.

Escultura denominada «El abrazo vacío», de Sergio del Amo.
Intervención del alcalde de Guadalajara.

«Llena de orgullo a esta ciudad»

Durante su intervención, Rojo ha puesto en valor la colaboración ciudadana: «El hecho de que parte de la financiación de esta hermosa obra se haya llevado a cabo con donaciones de la ciudadanía es un buen ejemplo de unión y solidaridad, que es lo que pido para salir de esta pandemia y de esta crisis, el esfuerzo de la ciudadanía en pie para levantar este gran abrazo».

Esta escultura, ha dicho el alcalde, «es un homenaje a todas las personas que nos han ayudado y que han luchado contra este maldito virus. Y es una estatua que nos recordará para siempre algo muy duro, y es la distancia social con la que hemos tenido que empezar a vivir para protegernos. El valor y el poder de un abrazo», ha dicho el alcalde.

El primer edil ha tenido palabras de agradecimiento y reconocimiento al artista, Sergio del Amo: «Esta obra llena de orgullo a esta ciudad»; así como a Ana María Losa y a Manuel Millán, responsables de la Asociación ‘El abrazo vacío’, creada al efecto e impulsora de esta iniciativa.

Por su parte, Manuel Millán ha expresado que esta obra honra a todas aquellas personas que han sufrido durante la pandemia; a todo el personal sanitario por su ingente trabajo y ha agradecido al Ayuntamiento y a toda la ciudadanía su aportación a esta escultura que «contiene dos palabras, gracias y perdón».

Asimismo, ha contado con la colaboración de Ibercaja, con la apertura de la cuenta donde se han hecho las aportaciones, y la creación de la maqueta de la obra, que permanecerá expuesta en la sede de la entidad financiera.

Al acto han asistido el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, Rafael Pérez Borda; la segunda teniente de alcalde, Sara Simón; el presidente de la Diputación, José Luis Vega; la subdelegada del Gobierno de España, Mercedes Gómez; así como otros representantes del Gobierno regional, como Pilar Cuevas, municipal, grupos políticos y diferentes colectivos y asociaciones.

Más información: