Ertzaintza y Guardia Civil, juntos en uno de los chalés de Albalate de Zorita, con la bodega reconvertida en plantación. (Foto: La Crónic@)
Erztaintza y Guardia Civil, juntos en uno de los chalés de Albalate de Zorita, con la bodega reconvertida en plantación. (Foto: La Crónic@)

Ahora que la economía globalizada está muy cuestionada, sorprende que haya un centro de producción en Guadalajara de cualquier bien económico que esté orientado específicamente al mercado del País Vasco. Si de lo que hablamos es de droga, la sorpresa es todavía mayor… sin que por ello el asunto de deje de ser rigurosamente cierto.

Según ha podido confirmar LA CRÓNICA, cuatro personas han sido detenidas y otra está bajo condición de investigada en un operativo desarrollado este miércoles entre el País Vasco y Guadalajara. Hay otras tres investigadas más, también en el territorio vasco.

La Ertzaintza ha dado por desarticulada una banda al cultivo y tráfico de marihuana. En total, se han incautado 1.400 plantas de marihuana en la población guipuzcoana de Hernialde y, sobre todo, en la alcarreña de Albalate de Zorita. También se han requisado 17.000 euros en metálico.

La operación, este miércoles

El operativo antidroga fue desarrollado este miércoles por agentes de Investigación de la Ertzaintza de Álava y se llevó a cabo en Murguía (Álava) y en la citada Hernialde. Para la “rama” alcarreña, la policía vasca tuvo que recurrir a la participación de la Guardia Civil en Albalate de Zorita. La droga sólo se distribuía en Euskadi.

Del hilo de la madeja se empezó a tirar el 7 de mayo, fecha en que se realizó un operativo antidroga en Vitoria. Allí, agentes de la Ertzaintza detuvieron a tres hombres e imputaron a dos mujeres como presuntos autores de un delito contra la salud pública. En el registro de dos viviendas en la capital alavesa, el dispositivo policial, bajo supervisión judicial, se incautó de 2 kilogramos de cogollos de marihuana y más de 23.000 euros.

Tras esta actuación, el Servicio de Investigación Criminal Territorial de Álava (SICTA) continuó investigando con el objetivo de identificar a los proveedores de las personas detenidas. Estas pesquisas culminaban este miércoles con el referido operativo de Ertzaintza y Guardia Civil.

Dos chalés de Albalate

En la entrada y registro en un caserío de Hernialde se localizó una plantación de marihuana con 400 plantas y se detuvo a un sujeto. Por su parte, en Albalate de Zorita la Guardia Civil, con la presencia de agentes del SICTA, registró dos chalés donde fueron detenidas dos personas. En uno de estos inmuebles se encontró una plantación de marihuana de 1.000 plantas y en el otro se halló una infraestructura con los materiales necesarios para otra plantación de grandes dimensiones.

Por último, en Murguía se detenía a un hombre y se abrían diligencias como investigada a una mujer. En su vivienda se incautaron 16.000 euros y documentación relacionada con los chalés de Guadalajara. A estas dos personas se las vincula con uno de los detenidos en el operativo del 7 de mayo.

Según ha precisado la Ertzaintza, esta organización vendía la droga en el conjunto de la Comunidad Autónoma del País Vasco. A todas estas personas se les han imputado delitos de tráfico de estupefacientes, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a grupo criminal. Las personas detenidas se encuentran en dependencias policiales de la Ertzaintza a la espera de ser puestos a disposición judicial.