Los concejales del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Guadalajara han mostrado su satisfacción porque "después de seis meses el alcalde Alberto Rojo haya decidido retomar la iniciativa de los presupuestos participativos", pero han lamentado que la medida sea "insuficiente".

A este respecto, el concejal Armengol Engonga ha explicado que el actual Gobierno del Ayuntamiento deja decidir a los ciudadanos sobre cinco propuestas "frente a las 36 que proponía el Gobierno del PP perfectamente cuantificadas en importe y superficie".

Además, frente "al plazo de apenas una semana que deja el Gobierno de Alberto Rojo, el PP dejaba un mes; y frente al importe de 300.000 euros de inversión que pone Rojo a disposición de la elección de la ciudadanía, el PP dejaba 600.000 euros", ha especificado Engonga.

"Y no solo eso", ha añadido el concejal del Grupo Popular, sino que el PP "llevaba a cabo un proceso previo de participación real a través de las diferentes herramientas del Ayuntamiento como el buzón del ciudadano o los consejos de barrio, con lo que se detectaba previamente cuáles eran las necesidades o actividades que querían que formaran parte de la encuesta final de los presupuestos participativos".

CONSEJOS DE BARRIO
Engonga ha informado de que los consejos de barrio "no tienen a día de hoy nombrados representantes" y que esto se producirá "el próximo lunes en un pleno extraordinario convocado con ese único punto". El edil ha incidido en que "los presupuestos participativos tienen que ser una herramienta real y no un trámite de paso para cubrir el expediente y poder decir que se cuenta con los ciudadanos".

En cuanto a las cinco propuestas que se remiten para que los ciudadanos puedan opinar, según el edil, "tres –pistas deportivas, juegos infantiles y arreglo de aceras y asfalto en travesía de San Roque– eran propuestas del Partido Popular en la anterior legislatura".

Otra de ellas, la conexión directa de la salida 55 de la A-2 con la Plaza de Europa, "es un proyecto que dejó elaborado el anterior equipo de Gobierno"; y la última, que es el doble sentido de la calle Ramón y Cajal, "el PP la descartó por una opción más interesante que es la conexión de la calle Doctor Creus con la calle Cádiz", ha dicho Armengol Engonga.