Muelles de carga de Lactalis en Marchamalo.
Muelles de carga de Lactalis en Marchamalo.

Diez años y 6 millones de euros después, unas naves del polígono del Henares se han convertido en el centro neurálgico para que yogures, postres lácteos, quesos, mantequillas, nata o leche fresca lleguen a las tiendas de Portugal, Reino Unido, Francia, Bélgica o Italia, además de las de España. La importancia la tiene el centro de distribución de Lactalis, que forma parte de sus instalaciones de Marchamalo y que ahora, en este aspecto concreto, cumplen una década. Los auténticos responsables son los más de 200 trabajadores implicados en la tarea.

Interior del centro de distribución de Lactalis en Marchamalo.
Interior del centro de distribución de Lactalis en Marchamalo.

Una década en marcha

Con una superficie de más de 10.000 m2, la del polígono del Henares es la plataforma logística para la distribución de más de 900 referencias que necesitan cadena de frío. Fue construido en 2010 en las mismas instalaciones de la fábrica de yogures Lactalis Nestlé. La multinacional pretendía internalizar los servicios logísticos, concentrar la actividad de 7 almacenes en uno único para masificar el volumen de frío y optimizar las rutas de transporte.

Palé de yogures donados por Nestlé al Hospital de Guadalajara.
Palé de yogures donados por Nestlé al Hospital de Guadalajara.

No los ha parado ni el COVID

La idea fue rentable, hasta el punto de que en estos años se han realizado 4 ampliaciones consecutivas, con una inversión de 6 millones de euros, hasta superar los 10.000 m2 de superficie que permanece a una temperatura de 5°C.

Los dos centenares de empleados de este centro de distribución dan curso cada día a 130.000 cajas de picking y despachan 2.500 palets a clientes de toda España y de cinco mercados europeos. Y eso incluso durante lo más duro del coronavirus.

Más información: