El sistema de pago PeasyPay, instalado ya en un bar de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
El sistema de pago PeasyPay, instalado ya en un bar de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Hoy se ha presentado en Guadalajara PeasyPay, una aplicación que nos permite pagar nuestras compras o consumiciones tan solo con la cara y con la palma de nuestra mano.

Para usar este sistema en los establecimientos que ya lo han instalado, el primer paso es descargar una aplicación móvil o usar un código QR. Luego, el usuario ha de hacerse una foto de su rostro y de la palma de la mano para, finalmente, introducir los datos de la tarjeta bancaria. Y utilizarlo.

Israel Marco y Pablo Hyam en la presentación del sistema PeasyPay, el 23 de septiembre de 2020 en Guadalajara.
Israel Marco y Pablo Hyam en la presentación del sistema PeasyPay, el 23 de septiembre de 2020 en Guadalajara.

Proyecto creado desde Guadalajara

Se trata de de un proyecto europeo cofinanciado por EIT Digital, que nace en 2019 bajo el nombre de Pay with Smile y cuyo objetivo era precisamente, el de crear esta start up” ha explicado este miércoles Pablo Hyam, gerente de Estrategia y Desarrollo de Negocio de Ci3. “Hemos implantado esta propuesta en más de una decena de comercios de Guadalajara, de diferentes características como bares, cafeterías, librerías, tienda de alimentación… En un momento como este, en el que debido a la pandemia se trata de evitar todo tipo de contactos, creemos que sistemas así cobran aún más sentido”.

El edil de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Guadalajara, Israel Marco, ha anunciado que llevarán este caso de éxito y otros a ferias y eventos como el Mobile World Congress o Homeland Security porque “el objetivo es que las empresas que afinquen aquí, que se cree trabajo en la ciudad y que sepan que desde el consistorio vamos, no solo a apoyar este tipo de iniciativas sino que, también, a facilitar al máximo su implantación”.

Marco ha resaltado el que este sistema de pago, PeasyPay, lo haya liderado una fundación radicada en Guadalajara, que “ha apostado por potenciar esa convivencia entre el comercio local y las nuevas tecnologías, y a quienes el único requisito que les pusimos desde el consistorio fue que las pruebas se hicieran en un entorno multidisciplinar”.

Más información: