La imagen en blanco y negro de una de las calles del barrio antiguo de Trillo, de noche y totalmente vacía, ha sido la merecedora, en esta segunda edición del Concurso de Fotografía Objetivo: Trillo y comarca, del Primer Premio General. Su autor, Roberto Soto Carrillo, madrileño con lazos familiares en la vecina Cifuentes, explicaba cuál era su idea al tomar la instantánea, a la que tituló Calle, poco después de recoger su galardón en el acto de entrega de premios que tuvo lugar el pasado viernes en la Casa de la Cultura de Trillo. “Primero tomé una primera foto en la que aparecía una pareja de ancianos; pero no me convenció y después hice ésta, con la calle vacía, que decía mucho más”, en palabras del fotógrafo.

Otro blanco y negro, aunque diurno y obra de Nicolás Sánchez Bueno, obtuvo el Premio a la Fotografía Más Original. Manto de niebla sobre La Puerta y su cresta rocosa, como se titula la imagen, muestra la entrada al pueblo de La Puerta en una mañana en la que el sol y la niebla batallan por el protagonismo. Luz y nebulosa crean un ambiente entre el misterio y la ensoñación, en el cual se deja ver la silueta del farallón rocoso tan identificativo de la pedanía trillana.

El Primer Premio Local, por segundo año consecutivo, recayó en el joven vecino de Azañón Juan Martínez. Cielo Monumental es una bella vista nocturna de la iglesia de la localidad, mientras una tormenta eléctrica salpica el cielo de intensas luces como fondo de la imagen. Por si fuera poco, el objetivo de Martínez también consigue inmortalizar un claro, donde se aprecia un bonito cielo estrellado entre las nubes.

La estampa del puente de Trillo tras una nevada fue la merecedora del Segundo Premio Local. Hace algunos años que no se disfruta de una nevada así en las orillas del Tajo a su paso por Trillo, pero la belleza de Aquellos inviernos, tomada por Guillermo Valls -valenciano vecino de Trillo desde hace décadas-, ha sido digna merecedora de la plata en esta edición del concurso.

Además, como novedad en este segundo certamen, se otorgó un Premio Especial Trillo Gestión Municipal a la mejor fotografía presentada del Real Balneario Carlos III o su entorno. Así, La Magia del Real Balneario Carlos III, de Daniel Alberto Finol, una instantánea muy otoñal de los jardines reales del complejo, se hizo con este galardón, consistente en un masaje en las instalaciones termales trillanas.

La alcaldesa de Trillo, Lorena Álvarez, acompañada por la concejala de Cultura, Marta Pérez, fueron las encargadas de entregar los galardones a estas cinco fotografías premiadas, además de obsequiar a cada uno de los autores de otras nueve imágenes que quedaron finalistas, por lo que fueron seleccionadas también para ilustrar el Calendario Trillo 2020, cuyos primeros ejemplares fueron regalados a los asistentes al acto. Álvarez agradeció a todos los participantes su aportación al concurso, pues “contribuís a difundir la belleza de nuestros rincones, los de Trillo y sus pedanías, a través de vuestro ojo fotográfico”.

La alcaldesa, también miembro del jurado junto a tres fotógrafos profesionales, reconoció la dificultad para escoger las mejores fotografías. “Todas las fotos que nos habéis mandado son bonitas, son especiales y dignas de reconocer; hemos valorado cuestiones técnicas como el encuadre, la composición, el colorido o la perspectiva, pero al final también hemos tenido que decidir por el significado de la foto, lo que nos hacía sentir, su expresividad”, en palabras de Álvarez.

En total, en esta segunda edición del concurso se han presentado 59 autores y un total de más de 200 fotografías, lo que supone un importante incremento respecto al año anterior, cuando fueron 40 autores y unas 140 instantáneas. “Estamos encantados con ello y con la buena aceptación y participación por vuestra parte, y esperamos que siga siendo así año tras año”, declaró la alcaldesa. Todas las imágenes presentadas se pudieron ver en el vídeo que se proyectó en la Casa de la Cultura en el transcurso del acto de entrega de premios.

IV Concurso ‘Decora tu fachada’
Muchos de los asistentes al acto de entrega de premios aguardaban con cierto nerviosismo llegar al final, pues fue en ese momento cuando también se desvelaron los nombres de los ganadores del IV Concurso Decora tu Fachada de decoración navideña. De igual modo, Lorena Álvarez puso de relieve el esfuerzo y el trabajo de todos los participantes en el certamen, que “han contribuido a embellecer nuestro municipio y aumentar el espíritu navideño en nuestras calles en estas fechas”. Además, pidió perdón de antemano a todos ellos, “pues no podremos premiaros a todos”.

Así, se hizo entrega de un obsequio navideño por cada pedanía y cuatro en Trillo. Pilar de Manuel recogió el suyo por haber sido distinguida su fachada como la más bonita en Azañón. En Morillejo, el premio fue para Emilio Rodrigo; para Aurora Álvaro en La Puerta y para Inés López en Valdenaya. En Viana de Mondéjar el premio quedó desierto pues no se presentó ningún participante.

En Trillo los premios estuvieron muy reñidos y, como alegó la alcaldesa, la decisión del jurado fue muy complicada, pues se han presentado trabajos manuales, artesanales, originales y, en algunos casos, tan espectaculares que se podían ver desde muchos puntos del municipio. Así, finalmente, los cuatro premiados en Trillo fueron el precioso Belén artesanal de Marta Janezcko; el pueblo navideño realizado en madera de Valentín Gutiérrez; la original fachada de Sofía García; y el Papá Noel con sus renos en las alturas de Isabel Moreno, una decoración que literalmente salió volando en los días previos a la Navidad, pero que finalmente fue repuesto en su lugar y coronó la vivienda de esta familia trillana y pudo ser contemplado por todos los viandantes desde el puente de Trillo y muchos otros puntos de la localidad, para disfrute y asombro, sobre todo, de los más pequeños.