Ejemplar de jilguero.
Ejemplar de jilguero.

La Guardia Civil ha denunciado a un vecino de Higueruela (Albacete), de 34 años de edad, que fue sorprendido cazando jilgueros con medios prohibidos, no selectivos. En el cazadero se localizaron espartos impregnados en pegamento, así como un teléfono móvil que reproducía el canto del jilguero.

La Guardia Civil tuvo conocimiento de una supuesta actividad relacionada con la captura de pájaros, en las proximidades de la localidad de Higueruela, en la que se estarían utilizando un medio de caza no selectivo y prohibido, concretamente el uso de liga o pegamento.

Atraídos por el canto grabado en el móvil

En uno de los servicios que prestaba una patrulla del Cuerpo por un terrero rural próximo a la localidad higueruelense se sorprendió a una persona, en actitud sospechosa, junto a un cazadero de aves compuesto por cardos y varetas de esparto impregnadas de pegamento, una jaula con un jilguero vivo en su interior, así como un teléfono móvil que reproducía el canto de estas pequeñas aves.

Las aves, al escuchar el canto de su especie a través del móvil, acudían al lugar para posarse en los espartos, quedando atrapadas en el pegamento con el que se habían impregnado previamente.

Junto al vehículo del denunciado se localizó un manojo de espartos impregnados con pegamento del mismo tipo que el utilizado en el cazadero.

La técnica de la caza con liga consiste en la preparación artificial de recintos de masas arbóreas, untando con un pegamento especial pequeñas ramas o varetas en las que estas aves quedan adheridas, pegadas y atrapadas.

Se utilizaba en este caso un teléfono móvil que reproduce el canto del ave para atraerlas al cazadero.

Más información: