José Vicente Saz, rector de la Universidad de Alcalá.
José Vicente Saz, rector de la Universidad de Alcalá.

José Vicente Saz es rector de la Universidad de Alcalá además de un hombre de formas amables y, por lo que parece, con capacidad florentina para la negociación. Es extraño que a la república italiana de los Médici se la haya convertido en el paradigma de la diplomacia, pues ni con Maquiavelo en plantilla dejaron de guerrear y vencer a sus vecinos a golpe de lanzazos o asedios.

Al rector que hoy nos ocupa no le consta episodio violento alguno, ni en lo docente ni a la hora de reclamar un mejor convenio ante la Junta de Comunidades. Su militarismo alcanza para tener unas magníficas relaciones con el Ministerio de Defensa y para haber recibido en fecha reciente una alta condecoración de manos de Margarita Robles. Que el lector no se engañe: tras los casi susurros está quien se ha propuesto transformar una antigua residencia para huérfanas del Ejército en epicentro de un campus al estilo anglosajón. Y hacerlo, además, en Guadalajara, la ciudad que aún añora la Academia de Ingenieros un siglo después del incendio que la devoró.

En la entrevista, realizada el 29 de septiembre y que los lectores de LA CRÓNICA pueden seguir fielmente con la reproducción en vídeo, se habla del campus guadalajareño con detalle, obviamente. En las nuevas instalaciones, además de las aulas para los alumnos y sus grados, habrá un Centro de Recursos, Aprendizaje e Investigación (CRAI), sobre el modelo que ya existe en Alcalá. El edificio del Colegio “María Cristina” se destinará a usos fundamentalmente docentes. Sobre el parking subterráneo del campus se levantará un edificio para investigación, más salas de reuniones e incluso un pequeño vivero de empresas. Y, lógicamente, no faltará una cafetería: estará dentro de un nuevo edificio, a mitad de camino entre el parque del Coquín y el inmueble actual. La pandemia y los nuevos criterios no parece que vayan a comprometer siquiera el pequeño “palacio de congresos” que anunció Page y que se va a integrar, con un salón para 400 o 500 butacas, en el mismo inmueble.  

Pero también ha sido momento de hablar del coronavirus, así como de dinero: del que antes no hubo, del que ahora se espera que llegue e incluso del que muy probablemente vamos a echar en falta si los políticos no miran con luces largas todo lo que se nos avecina.

Para el que no quiera mirar sino leer, ahí van algunas de las frases más destacadas, aunque el mejor texto, y el contexto, está en la entrevista, con sus imágenes.

José Vicente Saz, durante su entrevista para LA CRÓNICA.

El COVID-19 y la Universidad de Alcalá

  • “A día de hoy no ha habido ningún brote de COVID-19 en la Universidad de Alcalá”.
  • “La prueba de acceso a la Universidad es responsabilidad del Gobierno de la Nación, las universidades no somos más que instrumentos, lo que ocurra no es responsabilidad nuestra”.
  • “Hacemos cursos “cero” para los nuevos alumnos y no he recibido ninguna comunicación de los directores de las Escuelas o de los decanos sobre que los alumnos vengan peor preparados este curso”.

Virus y presencialidad

  • “No creo que la clases sean menos presenciales en el futuro, tras la pandemia; creo que esa es una percepción social errónea. Hemos tomado como modelo a las grandes universidades, que están trabajando en un modo “online” y presencial desde hace tiempo”.
  • “Podemos dar un grado en el que haya 20 ó 50 estudiantes españoles y otros tantos de otros países del mundo y que todos ellos estén asistiendo en el mismo momento e interactuando con el profesor. Eso es presencialidad, a distancia… pero presencialidad”.

La Junta de Comunidades y el próximo convenio

  • “Las relaciones con la Junta de Comunidades son excelentes, al igual que con la Comunidad de Madrid. El rector Galván ya firmó un convenio con la Junta que mejoraba bastante el anterior, aunque es cierto que seguimos por debajo en financiación por alumno respecto al resto de Castilla-La Mancha. Al presidente García-Page ya le he dicho que en el próximo convenio vamos a intentar mejorar las condiciones hasta equipararnos a la Universidad de Castilla-La Mancha”.

El campus de Guadalajara

  • Cristalera de acceso al actual Edificio Multidepartamental del campus de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
    Cristalera de acceso al actual Edificio Multidepartamental del campus de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
    “En el campus de Guadalajara vamos a intentar evitar la circulación de vehículos, será un campus sostenible”.
  • “En noviembre ya estará contratada la empresa que levantará el nuevo vallado del recinto y también la que acometa la demolición de una vivienda existente, bajo la cual se construirá el futuro parking”.
  • “Si vamos a concentrar 3.500 o 4.000 alumnos es evidente que eso va a tener incidencia sobre el tráfico en esa parte de la ciudad. Es muy probable que el centro de Guadalajara se desplace hacia el campus. Estamos preparando un estudio de movilidad, pero a partir de ahí la responsabilidad será del Ayuntamiento”.
  • “La mayor parte de nuestros estudiantes viven en Guadalajara o en la zona de Alcalá y no residen aquí. La demanda de residencias (estudiantiles) en Guadalajara es muy baja. En Alcalá lo fuimos haciendo según íbamos detectando las necesidades. Empezamos con una única residencia y ahora tenemos tres. A día de hoy no es algo necesario en Guadalajara”.
  • “El proyecto del campus, que es relativamente sencillo pero complicado de ejecutar,  es público y conocido; ahora lo que todo el mundo espera es ver la estética del proyecto”.

Dinero y Universidad

  • “Solo los países que en grave situación de crisis han apostado por la ciencia y por las universidades han salido rápidamente de las crisis. Será la única manera de que este país salga adelante. La situación va a ser dramática, va a faltar dinero”.
  • “La autonomía universitaria no es un dicho o una leyenda, es algo que viene en la Constitución Española, aunque en mucha ocasiones no haya estado defendida por nuestra autoridades políticas”.

Más información: