Patrullas de la Guardia Civil de Tráfico en servicio nocturno.
Patrullas de la Guardia Civil de Tráfico en servicio nocturno.

Conseguir que te inmovilicen dos veces el coche en una misma madrugada y en la misma carretera, sin salir de la provincia de Guadalajara, es un logro difícil de batir. El autor de la “hazaña” permanece en el anonimato, ya que su identidad no ha sido facilitada por la Guardia Civil, que son quienes se toparon con esta persona, primero en Azuqueca y luego en Torremocha, en ambos casos en la A-2.

Se le considera formalmente “presunto autor de dos delitos por conducir un vehículo a motor con pérdida de la vigencia de la autorización administrativa, al no haber realizado el preceptivo curso de educación vial al finalizar la perdida de vigencia por pérdida total de puntos”.

En nota de prensa, el Instituto Armado ha informado de que el primero de los hechos ocurrió el día 7 de marzo a la una de la madrugada, en el kilómetro 41 de la autovía A-2, en el término municipal de Azuqueca de Henares, cuando los agentes de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Guadalajara, realizaban labores de control e identificación del tráfico.

En ese momento detuvieron un vehículo, comprobando que el conductor había perdido la vigencia del permiso de conducir por haber consumido todos los puntos, sin haber y había realizado el preceptivo curso de reeducación vial para reponerlos.

Por este motivo, los agentes instruyeron diligencias policiales y puesta a disposición judicial, en calidad de investigado, quedando el vehículo inmovilizado hasta que se hizo cargo en su conducción otra persona. Según ha confirmado LA CRÓNICA, los agentes le dejaron marchar cuando una persona, esta sí con carnet en vigor, se hizo cargo del coche y lo retiró del lugar.

Al final de la madrugada, de nuevo pillado… por exceso de velocidad

Habían pasado apenas cinco o seis horas cuando el mismo conductor fue nuevamente identificado, al ser detectado por el equipo del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Sigüenza, cuando conducía superando el límite de velocidad establecido, a la altura del kilómetro 117 de la autovía A-2, en el término municipal de Torremocha del Campo.

Tras cumplimentar la denuncia, los agentes comprobaron que era el mismo que ya había sido parado unas horas antes por la pérdida de vigencia del permiso de conducir, por lo que nuevamente se procedió a instruir diligencias policiales para su puesta a disposición judicial en calidad de investigado, quedando inmovilizado el vehículo. Por segunda vez.