Local de ocio nocturno.
Local de ocio nocturno.

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado en su reunión de este martes un nuevo decreto de medidas la prevención y contención del coronavirus en discotecas y establecimientos de ocio nocturno. Los titulares de bares, bares de copas, clubes, discotecas, peñas o entidades que cuenten con establecimientos análogos de ocio nocturno que desarrollen o mantengan su actividad en espacios cerrados deberán colaborar con las autoridades sanitarias en la confección de un registro de todas aquellas personas que accedan a partir de la una de la madrugada a sus establecimientos. Desde la Junta de Comunidades se considera que ese puede ser el momento a partir del cual se produszca una mayor relajación de las medidas higiénicas frente al COVID-19, como puede ser el uso de mascarillas, la distancia de seguridad o la higiene de manos.

Una app específica para Castilla-La Mancha

Según ha explicado la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, el Gobierno regional ha desarrollado la app ‘Ocio responsable’, “que se presentará en breve” según ha apuntado y que permitirá “reforzar la trazabilidad de los contactos en los locales de ocio, facilitando así las labores de rastreo por parte de los servicios de vigilancia epidemiológica”.

Así, los clientes habrán de registrarse a través de una página web, que generará y asignará un código QR a cada usuario con el que deberán identificarse al acceder a partir de la una de la madrugada a los establecimientos incluidos en el decreto.

Lectura del código al acceder al local

Por su parte, los establecimientos deberán también registrarse en la plataforma a través de la página web y cuando un cliente llegue y acceda, deberán realizar la lectura del código QR de este a través de la app, que enviará los datos a los sistemas del Gobierno regional.

De este modo, aseguran que nunca se almacenarán, visualizarán ni manejarán los datos particulares de los ciudadanos. Sostiene el Gobierno regional que únicamente se manejarán “de forma agregada y por motivos estadísticos” y nunca por parte de los responsables del el lugar de ocio. Corresponderá a la Dirección General de Salud Pública de Castilla-La Mancha el tratamiento de estos datos, que se hará de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, con la Ley Orgánica 3/2018, de 5 diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales.

Facilitar el seguimiento

El objetivo es “facilitar el seguimiento y la vigilancia epidemiológica, reforzando la trazabilidad de los contactos en caso de detección de un positivo de COVID-19 en un cliente de un local de ocio nocturno”, ha explicado Blanca Fernández.

El incumplimiento de las obligaciones establecidas en este decreto constituye una infracción administrativa en salud pública, y así será sancionado de acuerdo con los términos previstos en la Ley 33/2011.

La consejera ha indicado que se trata de un decreto “consensuado con el sector hostelero que ha demostrado tener un alto nivel de responsabilidad para proteger la salud de sus clientes”.