Los actuales empresarios tienen la exclusiva del coso hasta finales de 2021, gracias a la prórroga solicitada y obtenida al comienzo de la pandemia. (Foto: La Crónic@)
Los actuales empresarios tienen la exclusiva del coso hasta finales de 2021, gracias a la prórroga solicitada y obtenida al comienzo de la pandemia. (Foto: La Crónic@)

Aunque asume el “espíritu taurino” de las Ferias y Fiestas de Guadalajara y “confía en que en 2021 pueda celebrarse la Feria” con sus correspondientes corridas y los encierros por las calles, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Guadalajara no facilitará ningún festejo taurino en el coso de Las Cruces en este año 2020.

Ante el “elevado riesgo de rebrotes de Covid-19”, el Ayuntamiento de Guadalajara “descarta cualquier posibilidad de promover eventos taurinos en la ciudad durante toda esta temporada, pese a la solicitud de algunas empresas, que tampoco podrían organizarlos el virtud del contrato en vigor con UTE Coso de las Cruces”, según han aclarado fuentes municipales este martes.

Aunque desde el Ayuntamiento se sostiene que “los toros son un componente esencial en nuestras Ferias y Fiestas, suspendidas en 2020 desde el pasado mes de junio”, el equipo de Gobierno entiende que “en este momento la única prioridad es la de proteger la salud de la ciudadanía, evitando actos y aglomeraciones de difícil control como todas las que se producen en torno a la celebración de una corrida de toros”.

Contrato vigente con los actuales adjudicatarios del coso

Además, la situación contractual de la plaza de toros no permitiría a terceras empresas la programación de eventos taurinos como mínimo hasta el 31 de diciembre de 2021. Esa es la fecha en la que se dará por finalizado el actual contrato, tras la prórroga “forzosa” (según la terminología utilizada por los responsables del Ayuntamiento) del actual,  a consecuencia de la emergencia sanitaria. “Una emergencia que impedía la ejecución plena del contrato para el presente ejercicio por la prohibición, entre otras cosas de los encierros urbanos”, apuntan.

Sin poder dejar a un lado la cuestión sanitaria, el equipo de Gobierno considera también que “debe velar también por los intereses económicos del Ayuntamiento”. Entienden que plantear la organización de eventos taurinos con terceras empresas en fechas propias de las que deberían ser las Ferias y Fiestas de la ciudad “no solo aventuraría a la Hacienda local a correr el riesgo económico que comporta hacer una corrida de toros con fuertes limitaciones de aforo, sino que también le obligaría a indemnizar a la empresa adjudicataria del contrato”.

Por todo ello, y a tenor de un informe técnico de la funcionaria responsable del Área de Contratación, “el Ayuntamiento no puede autorizar la realización de eventos por empresas ajenas al contrato de la plaza y no está dispuesto a promoverlos en primera persona para evitar los elevadísimos riesgos sanitarios y económicos que comportaría esa decisión”.

Más información: