Exterior del Hospital de Guadalajara en la mañana del 18 de noviembre de 2021. (Foto: La Crónic@)
Exterior del Hospital de Guadalajara en la mañana del 18 de noviembre de 2021. (Foto: La Cró[email protected])

El Hospital de Guadalajara era un hervidero de personas, tanto pacientes como acompañantes este jueves, 18 de noviembre. Literalmente, no se cabía. Y sin embargo, hay quienes sostienen que la capital alcarreña es un ejemplo nacional por la buena salud de sus vecinos.

En efecto, el Índice de Salud de las Ciudades, presentado la víspera, deja en buen lugar a Guadalajara. Este estudio es fruto de la colaboración entre IdenCity y DKV, analiza el estado de la salud en las 50 capitales de provincia y las 2 ciudades autónomas españolas.

Donde destaca la ciudad de Guadalajara, según el informe, es en «Salud de la población», con un segundo puesto nacional, sólo por detrás de Málaga y por delante de Almería, Sevilla y Toledo. Desmenuzando un poco más, Guadalajara está en el grupo de cabeza por esperanza de vida, algo ya sabido y que LA CRÓNICA ha recogido en los últimos lustros, por otros informes.

Zaragoza es la ciudad que ha conseguido el máximo valor en el  indicador de años de vida saludable de su población: 81,57 años. Badajoz, Gerona, Guadalajara, Albacete y Palma son las ciudades con mejor rendimiento en la esperanza de vida.

En cuanto a la adopción de conductas saludables como el consumo diario de fruta y verdura o el no consumo de tabaco, destacan  Sevilla, Valencia, Cádiz, Barcelona y Madrid.

Todas las ciudades estudiadas presentan rendimientos medio-altos, cumplen entre el 50% y el 75% de los objetivos marcados, en el estado de la salud y aspectos socioeconómicos. Madrid (73,9%), Barcelona (71,6%), Zaragoza (72,3%) y Valencia (72,7%)  presentan una puntuación general superior a la media, que se sitúa en un 70%.

Sin embargo, en el alcance de los servicios de salud y en ámbitos de entorno físico como la contaminación, la movilidad y el urbanismo, «existe margen de mejora para las 52 ciudades analizadas», según destacan los autores.

Para la elaboración del Índice se han tenido en cuenta 78 indicadores, agrupados en cinco dimensiones y 12 categorías, desde una aproximación a la salud que, de acuerdo con la definición de la ONU,»va más allá de la ausencia de enfermedades o dolencias y supone una situación de bienestar físico, mental y social».

¿Qué se analiza en este estudio?

Las cinco dimensiones valoradas son:

  • la salud de la población: se analizan las categorías de esperanza de vida, morbilidad y conductas saludables, con 22 indicadores, como los de vida saludable al nacer, tasa mortalidad por enfermedades del sistema respiratorio, trastornos mentales y del comportamiento o consumo diario de fruta y verdura. ,
  • el entorno: se analizan las categorías de medio ambiente, movilidad, y vivienda y equipamientos con 15 indicadores entre los que cabe destacar: gasto municipal per cápita en medio ambiente, personas  vulnerables que sufren olas de calor, medidas permanentes para la movilidad sostenible o zonas verdes urbanas.
  • las condiciones socioeconómicas y laborales: cuenta con las categorías de seguridad socioeconómica y la calidad del empleo. Para analizarlas, se tienen en cuenta 12 indicadores como la tasa de riesgo de pobreza, enfermedades profesionales o segregación residencial por renta en la ciudad, entre otros.
  • la comunidad: con las categorías de seguridad y de redes familiares y comunitarias. Dentro de ellas, se estudian 10 indicadores, entre los cuales la tasa de homicidios intencionales, las denuncias por violencia de género, la tasa de mortalidad por suicidios o las personas mayores que viven solas.
  • los servicios de salud: se analizan las categorías de actividades preventivas y promoción de la salud, además de la atención sanitaria. Para ello, se usan 17 indicadores, entre los que se encuentran la cobertura de vacunación por COVID-19, el gasto municipal per cápita en sanidad o el personal sanitario de atención primaria.

Más información: