26.5 C
Guadalajara
15 abril 2024
InicioEconomíaGuadalajara ha sido la única provincia de España que pierde afiliados a...

Guadalajara ha sido la única provincia de España que pierde afiliados a la Seguridad Social en julio

-

Con 517 afiliados menos a la Seguridad Social en la estadística de julio, Guadalajara es una excepción de alcance nacional. ¿Qué es lo que ha pasado? Habría que analizarlo con detalle, y estaría bien que los distintos responsables económicos lo explicaran, cuando la provincia pasa por ser uno de los motores de empleo de la zona centro (ver enlace al pie de la noticia).

De hecho, Castilla-La Mancha ha experimentado un aumento del 0,23% en el número de afiliados a la Seguridad Social en julio respecto al mes de junio, al registrar 1.792 más. Así, acumula un total de 783.365, 18.975 cotizantes más en comparación con el mismo mes del pasado año (2,48%).

Por provincias, en términos mensuales los afiliados a la Seguridad Social subieron en todas las provincias, excepto en Guadalajara, que se deja en julio 517 afiliados (-0,5%).

Por contra, en la de Albacete aumentaron en 433 cotizantes (0,28%), en Ciudad Real 588 (0,33%), en Cuenca 456 (0,54%) y en la de Toledo en 831 (0,32%).

¿Qué pasa en en el conjunto de España?

A nivel nacional, la Seguridad Social ganó una media de 21.945 cotizantes en julio respecto al mes anterior (+0,11%), lo que llevó al sistema a un nuevo máximo histórico de 20.891.885 ocupados.

La subida de la afiliación registrada en julio de este año contrasta con la caída de 7.366 cotizantes registrada el mismo mes del año pasado, aunque el crecimiento es mucho menos pronunciado del observado en julio de 2021, cuando el número de trabajadores se elevó en 91.451 personas.

Con este crecimiento del número de cotizantes registrado en julio, la afiliación a la Seguridad Social encadena seis meses al alza, aunque el incremento en este séptimo mes del año es el menos acusado de todos.

Durante el mes de julio se llegaron a superar durante algunos días –entre los días 11 y 27– los 20,9 millones de ocupados, pero la media del mes acabó situándose en 20,89 millones de cotizantes, consolidando un mes más la cota de los 20,8 millones de trabajadores que se alcanzó por primera vez en mayo de este año.

En el último año, la Seguridad Social ha ganado 550.920 afiliados en valores medios, con un crecimiento interanual del 2,71%, tasa superior a la registrada en junio (+2,56%).

En términos desestacionalizados, el número de cotizantes a la Seguridad Social volvió a elevarse en 16.285 afiliados, después de caer en junio en 20.119 afiliados, y alcanzó un total de 20.705.244 trabajadores, volviendo así a subir de la barrera de los 20,7 millones de ocupados que se logró superar, por vez primera, el pasado mes de mayo.

El Ministerio ha destacado que el número de afiliados a la Seguridad Social ha crecido en 464.350 personas en los siete primeros meses del año y se ha situado en 20.705.244 trabajadores en julio, descontando la estacionalidad y el efecto calendario.

Mejor para los hombres que para las mujeres

La subida mensual de afiliados medios en julio respecto a junio no afectó a ambos sexos, ya que los hombres, ganaron en el mes 63.889 cotizantes respecto al mes anterior (+0,58%), frente a una pérdida de empleo femenino de 41.945 ocupadas (-0,4%).

Con esta caída, la cifra de trabajadoras bajó del récord alcanzado en junio de 9.826.712 afiliadas. En concreto, el número total de afiliadas en julio fue de 9.784.767, mientras que el número de hombres ocupados finalizó julio en 11.107.117 cotizantes.

También bajó de niveles récord la afiliación media de extranjeros, que pasó del máximo alcanzado en junio de 2.698.604 a los 2.695.240 ocupados en julio, lo que supone una caída mensual de 3.364 personas.

¿Cuál son los regímenes y sectores que más «tiran»?

¿Por regímenes, el General, el más numeroso del sistema, ganó 26.991 afiliados medios en julio (+0,15%), hasta un total de 17.478.591 ocupados, mientras que el Régimen de Autónomos (RETA) perdió 6.819 afiliados a sus filas (-0,2%), lo que situó el total de cotizantes por cuenta propia en 3.344.562.

Dentro del Régimen General, la subida de la afiliación fue la tónica general. Las actividades sanitarias protagonizaron el mayor repunte de la ocupación al ganar 49.346 cotizantes (+2,71%). Le sigue el comercio, que ganó 41.099 cotizantes respecto al mes anterior (+1,6%) y la hostelería con 23.864 empleados más (+1,53%)

Entre los descensos, destacó la Educación, que perdió 110.705 afiliados en julio (-10,32%) tras el fin del curso escolar. También se registraron bajas en Construcción, con 1.886 afiliados menos (-0,19), en Otros Servicios, con 40 ocupados menos y en Actividades de Organizaciones y Organismos Extraterritoriales, con 1 cotizante menos .

Por su parte, el Sistema Especial Agrario perdió 38.161 empleos en el séptimo mes del año (-5,54%) y el del Hogar registró 3.567 bajas (-0,94%).

El Ministerio subraya que el crecimiento de la afiliación respecto al nivel previo a la pandemia es «especialmente dinámico» en sectores de alto valor añadido, como informática y telecomunicaciones, que cuenta con un 23,7% más de afiliados que antes del Covid, o actividades profesionales, científicas y técnicas, donde la ocupación ha aumentado un 14%.

De hecho, según Seguridad Social, uno de cada cuatro nuevos afiliados, esto es, unas 286.000 personas, se han incorporado a estos dos sectores «altamente productivos» desde que finalizó la pandemia.

Asimismo, el Ministerio resalta que, desde 2019, el empleo juvenil ha crecido un 10,3%, superando en 3,4 puntos la media del conjunto de la economía, en tanto que el empleo femenino ha aumentado un 8,6%, 3,1 puntos más que el masculino.

Un 15% de temporales… por lo menos

Según el Ministerio, los datos de julio reflejan los efectos positivos de la reforma laboral sobre la estabilidad del empleo y la mejora de su calidad desde que entró en vigor hace 19 meses.

Así, el porcentaje de afiliados con contrato temporal se situó en julio en el 15%, algo más elevado respecto al mes anterior (14%), aunque contrasta con la media del 30% de antes de la reforma laboral. En el caso de los menores de 30 años, la temporalidad se ha reducido 28 puntos, desde el 53% al 25%.

Al mismo tiempo, la Seguridad Social contabiliza ahora casi tres millones de afiliados más con contrato indefinido que en diciembre de 2021, último mes antes de la entrada en vigor de la reforma laboral.

La mayor estabilidad del empleo se constata también, según el Ministerio, en el hecho de que ha aumentado un 33% la duración media de los contratos que han causada baja en los siete primeros meses de este año en comparación con el mismo periodo de 2019, antes de la pandemia.


Más información: