Se ha mantenido el suministro, aun no siendo potable el agua que llega a los grifos.
La calidad del agua de Beleña y la de Alcorlo cumple los estándares de la norma, pero no es la misma.

Cuando Blanca Calvo era alcaldesa, reiteraba que los vecinos de Guadalajara disfrutaban de una de las mejores aguas de España. Parte de aquel mérito lo tuvieron mucho antes, por su gestión política, el añorado Juan Ignacio Begoña y el también desaparecido Julio Arroyo. Tanto desde el Ayuntamiento de la capital como gracias a la existencia de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe, lo cierto es que cuando ya hemos cubierto las dos primeras décadas del siglo XXI aún hay más de 83.000 personas que pueden beber a diario un agua de grifo de gran calidad… y entre las más baratas de todo el país. Infraestructuras públicas para una gestión privada… aunque esa sea otra cuestión.

Hace meses, la OCUrenovó su estadística nacional sobre los precios del agua en las capital y mayores ciudades de España. Es algo que viene haciendo desde 2009, cuando sólo Palencia era más barata que Guadalajara, entre las capitales de provincia españolas. En 2016, el «ranking» era similar. Ahora, Guadalajara, es la tercera, por detrás de Orense.

En Guadalajara, menos de un euro; en Murcia, más de 3

Según los cálculos de la OCU, un hogar español «medio» tiene un consumo anual de unos 175 m³ al año, lo que supone un gasto de 300 euros al año, en promedio. Afortunadamente para los vecinos de Palencia, Orense, Guadalajara o Soria, en esas capitales la factura no alcanzaría los 180 euros; en el polo opuesto, Murcia o Barcelona, donde el gastos supera los 500 euros. 

Según las tablas de la OCU, el precio del metro cúbico de agua en los domicilios de Guadalajara, con todos los conceptos incluidos, está en 93 céntimos el metro cúbico. Sólo Palencia y Orense son más baratas. A partir de ahí, además, el resto de ciudades cobra más de un euro, hasta los 3,16 de Murcia o los 2,87 de Barcelona.

Para que esto sea así, es relevante que la Mancomunidad de Aguas del Sorbe haya decidido mantener su precios para el líquido elemento tratado en la depuradora de Mohernando y que tiene su origen en la presa de Beleña. El de 2021 es el séptimo año consecutivo con los precios «congelados».

La gestión «en baja» la lleva Sacyr, a través de la empresa Guadalagua. En 2009 empezaron a contar los 25 años del contrato firmado por el Ayuntamiento de Guadalajara con Rayet y la citada Sacyr por más de 258 millones de euros.

Más información: