En las últimas horas ha causado gran conmoción en el mundo empresarial de Guadalajara el conocimiento de la inesperada muerte de Julián García Saiz, a los 58 años de edad. Conocido empresario del sector de transporte («Transportes Tititos») y de la distribución de carburantes, su actividad pública en defensa de su sector le hizo granjearse el reconocimiento de todos cuantos le conocieron. El fallecimiento se ha producido al no superar la operación quirúrgica a la que fue sometido por una caída.

Especialmente sentida ha sido la semblanza desde CEOE-CEPYME Guadalajara. En la actualidad era vicepresidente de la Asociación provincial de Transportes de Guadalajara y miembro del Comité Dirección de esa organización. «Julián era un gran persona y empresario, quien siempre tuvo en la ayuda a los demás, su forma de entender la vida», han expresado.