7.8 C
Guadalajara
25 febrero 2024
InicioHistorias para recordarHa muerto Sánchez Dragó, que alardeó de haber copulado en la catedral...

Ha muerto Sánchez Dragó, que alardeó de haber copulado en la catedral de Sigüenza

En reiteradas ocasiones proclamó que había llegado a copular dentro de la catedral de Sigüenza, una circunstancia publicada en uno de sus volúmenes y reafirmada en diversas entrevistas.

-

El escritor Fernando Sánchez Dragó, nacido en Madrid en 1936, ha muerto a los 86 años de edad de un infarto en su casa de Castilfrío de la Sierra (Soria), según han confirmado fuentes cercanas al autor.

En reiteradas ocasiones proclamó que había llegado a copular dentro de la catedral de Sigüenza, una circunstancia publicada en uno de sus volúmenes y reafirmada en diversas entrevistas, algo que habría sido cópula y no fornicación, dado que lo habría practicado con su mujer.

Está era su versión, según consta en la página 133 del libro en cuestión:

«…una vez llegué al extremo de follar en la catedral de Sigüenza. Fue en 1970. (…) nos entró de pronto un arrebato de esos típicos de la siesta, que es la hora más sexual del día, de modo que la arrinconé detrás de un confesionario, y ¡zas!. Pensado, dicho y hecho. Fue como un trallazo».

Una larga trayectoria

Sánchez Dragó escribió numerosas novelas como ‘Eldorado’, ‘Las fuentes del Nilo’, ‘El camino del corazón’, ‘La prueba del laberinto’ (Premio Planeta) Muertes paralelas (Premio de Novela Fernando Lara 2006) y Soseki, inmortal y tigre; también es autor de, entre otros, el ensayo «Gárgoris y Habidis».

Fue Premio Ondas con ‘El mundo por montera’ y Premio Nacional de Fomento de la Lectura con ‘Negro sobre blanco’. Dirigió el informativo nocturno de Telemadrid ‘Diario de la noche’.

Su obra periodística está parcialmente recogida en los cuatro volúmenes de ‘La Dragontea y El Lobo Feroz’.

Licenciado en Filología Románica y Lenguas Modernas (Sección de italiano), fue profesor de Lengua, Literatura e Historia de España en universidades de diversos países como Japón, Senegal, Marruecos y Kenia, además de dirigir Cursos de Verano en El Escorial, Almería, Sevilla, Cuenca y Ávila.

Como escritor cultivó la narración, la reseña literaria, el ensayo y la colaboración en prensa y revistas.

Su intervención en las algaradas antifranquistas de finales de los cincuenta y comienzos de los sesenta le valió 5 procesos, 17 meses de cárcel y 7 años de exilio, según consta en su página web.