Estación del tren de alta velocidad Guadalajara-Yebes

En la mañana del lunes, Adif comunicaba a las empresas operadoras, Renfe Viajeros y Ouigo, la suspensión del tráfico ferroviario entre las estaciones de Camp de Tarragona y Figueres-Vilafant. A su vez, las operadoras trasladaban a Adif la supresión del servicio en toda la Línea de Alta Velocidad. La circulación solo ha podido ser restablecido tras 5 horas de interrupción total.

El problema estaba situado entre las estaciones de Figueres-Vilafant (Girona) y L’Arboç (Tarragona) por un robo de fibra óptica en las vías.

Sobre las 02.30 horas de esta madrugada se han detectado fallos en las comunicaciones, señalización, sistemas de telemando de energía, detectores de caídas de objetos y otros dispositivos de seguridad en ese tramo.

Los técnicos desplazados hasta allí han comprobado diversos cortes de cable de fibra óptica en las dos vías, en un tramo de unos 200 metros en el entorno del punto kilométrico 545, entre L’Arboç y La Pobla de Montornès.

En total, según las primeras estimaciones, se habrían sustraído unos 600 metros de cable de fibra óptica y de señalización. Adif ha puesto en conocimiento de los Mossos d’Esquadra estos hechos.

Adif ha movilizado varios equipos técnicos de telecomunicaciones y señalización para agilizar la puesta en servicio de la línea, teniendo en cuenta la gravedad de los daños causados y las complejas tareas de reposición de las instalaciones dañadas.

La primera previsión era que a media mañana se pudiera reanudar de forma progresiva la circulación.

El domingo, problema para Ouigo

Una avería en un tren de Ouigo dejaba tirados a unos 870 pasajeros durante más de tres horas en la localidad de Arcos de Jalón (Soria), entre las localidades de Ariza (Zaragoza) y Medinaceli (Soria), en el trayecto Barcelona-Madrid.

Adif y fuentes de Ouigo han confirmado la avería técnica del tren que salió de Barcelona a las 20.38 horas y que debía haber llegado a la estación de Madrid-Puerta de Atocha a las 23.30 horas.

El tren viajaba en unidad múltiple, es decir, dos trenes simples unidos como uno. Los técnicos de la compañía francesa comprobaron que el tren al que correspondían los coches 9 a 16 no estaba afectado, por lo que en torno a la 1.00 horas se desacopló la unidad múltiple y se retrocedió dicho tren unos 20 kilómetros, concretamente hasta Calatayud, para poder reanudar su marcha y llegar a la estación de destino lo antes posible.

Este primer tren llegó a Madrid-Puerta de Atocha a las 2.12 horas y a estos primeros pasajeros en llegar al destino se les devolverá el 100% del billete.

En el caso del tren de los coches 1 al 8, tras intentar repararlo in-situ, se envió otro tren Ouigo con personal de refuerzo para realizar el trasbordo de pasajeros. Tras hacer el trasvase de pasajeros, siguiendo todos los protocolos de seguridad y en colaboración con Adif, el tren retomó su camino y llegó a Madrid-Puerta de Atocha a las 3.34 horas. Estos pasajeros recibirán un reembolso del 200 por ciento.

En redes sociales muchos viajeros han compartido vídeos del incidente y han denunciado que llevan parados durante horas. En las imágenes se puede observar cómo algunos de ellos se bajan de un tren y suben en otro.

El pasado mes de junio Ouigo experimentó otro episodio igual, cuando uno de sus trenes sufrió una avería técnica y dejó varados a sus pasajeros por más de tres horas.

Más información: