Jesús Alique, ante los periodistas.
Jesús Alique, ante los periodistas.

Como Comisionado para el Reto Demográfico en Castilla-La Mancha, Jesús Alique espera espera que todo lo que se está tejiendo desde hace tiempo en la región «fragüe en un gran acuerdo». El político guadalajareño considera que la Ley de medidas económicas, sociales y tributarias frente a la Despoblación y para el desarrollo del Medio Rural de Castilla-La Mancha, que quiere aprobar esta primavera el Gobierno regional para fijar población en el medio rural, debería contar con el apoyo de todos los grupos políticos y tener el máximo consenso. 

Así lo ha expresado este lunes en Brihuega, tras la reunión mantenida con el presidente de Recamder, Jesús Ortega, y el delegado de la Junta, Eusebio Robles. En este encuentro han abordado el borrador de dicha norma que, según ha indicado, ha atendido al consenso político y en la que «lo lógico sería que saliese con el máximo consenso».

La Ley, eje de todas las medidas

Según ha explicado a los periodistas presentes, una vez que la ley se apruebe, se pondrá en marcha «inmediatamente» la estrategia con medidas concretas que arrancarán «al día siguiente» y que irán encaminadas tanto para quienes ya viven en los pueblos como para quienes deciden emprender en ellos.

Esta ley será «la llave» que mueva la lucha frente a la despoblación en Castilla-La Mancha y «el motor» que hace falta para fijar gente en el mundo rural, ha indicado Alique, que ha insistido en que el texto incorpora «todo lo que se les ha dicho», sin negar que siempre han tenido claro que tienen que gobernar en «coalición» con la sociedad, y en la medida de lo posible también con las fuerzas políticas.

Más de 1.500 encuestas

Alique ha avanzado que ya son 1.561 los ciudadanos de Castilla-La Mancha han respondido a través de Internet a la encuesta que desde el Gobierno regional se ha colgado en el Portal de Participación de la Junta para conocer su opinión sobre los problemas que tiene la despoblación y cómo creen que se deben afrontar.

Según Alique, este cuestionario servirá en el proceso de Participación Ciudadana como elemento importante para la toma de decisiones cuando se ponga en marcha la estrategia.

El Comisionado para el Reto Demográfico, que también ha informado al presidente de Recamder sobre el borrador de la ley de medidas de apoyo a la despoblación de Castilla-La Mancha recientemente aprobado por el Gobierno regional para su posterior debate en las Cortes, ha reconocido que tras la pandemia hay quienes han decidido marcharse al medio rural, mostrándose confiado en que algunos de ellos decidan quedarse y acogerse a las ayudas que contemple esta ley.

Legislación pionera

Consciente de que dicha ley no va a resolver el problema de la despoblación ni en una legislatura ni en dos, ha dicho que «tocaba» en esta legislatura orientar las bases y mirar el problema de la despoblación «con ojos nuevos» y con medidas de acción positiva para quienes viven en el medio rural.

A preguntas de los medios, Jesús Alique ha detallado que la ley tiene una memoria económica que rondaría los 600 millones de euros entre los años 2021-2027.

De su lado, el presidente de Recamder, Jesús Ortega, ha destacado que se trata de una ley que va a ser «pionera» en España y que será también «un hito» del Gobierno de Castilla-La Mancha, resaltado de manera especial las medidas fiscales que la propia norma refleja.

Para Ortega está claro que cuando se apruebe esta norma, a finales del mes de abril, será una fecha «histórica en Castilla-La Mancha y en España».

Más información: