Las torres de refrigeración de la central nuclear de Trillo vuelven a dejar ver sus penachos de vapor de agua.
Las torres de refrigeración de la central nuclear de Trillo con sus penachos de vapor de agua.

La central nuclear de Trillo se ha conectado de nuevo a la red eléctrica tras la sustitución y realización de las pruebas de funcionamiento de una válvula de cierre rápido del sistema de refrigeración de componentes nucleares.

En concreto, según ha informado la central en un comunicado, la conexión a la red eléctrica se produjo a las 9.56 horas del sábado, 27 de febrero.

El pasado 16 de febrero, la instalación notificó al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) la parada no programada de la Planta para la reparación de la citada válvula. Este hecho no tuvo impacto en la seguridad de las personas ni del medio ambiente y fue clasificado por el CSN con nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES).

Durante este periodo se ha procedido también a la sustitución del transformador dañado el 17 de febrero. La planta se encuentra operando con normalidad al ciento por ciento de potencia.

Más información: