El Grupo Municipal de VOX en el Ayuntamiento de Guadalajara ha respondido mediante un comunicado a que en el balcón del Ayuntamiento se hayan desplegado este 28 de junio varias banderas a propósito del Orgullo, como viene informando LA CRÓNICA ampliamente desde primera hora de la tarde del viernes.

“Qqueremos mostrar nuestro malestar ante la imposición ideológica de la colocación de la bandera LGTBI en el balcón del Ayuntamiento de Guadalajara con motivo de los actos del ‘Orgullo LGTBI’. Entendemos que actos como estos vulneran derechos de los guadalajareños y se malversan bienes y dinero de titularidad pública utilizando dicho balcón y dicho Ayuntamiento para la promoción y apoyo de un colectivo concreto aprovechando recursos y espacio de titularidad pública para la celebración de fiestas particulares".

A juicio de los dos concejales de Vox en el Ayuntamiento de Guadalajara, "la celebración del ‘Orgullo LGTBI’ se ha convertido, en los últimos años, en una imposición institucional y en la causa de la vulneración de los más elementales derechos de las poblaciones donde se lleva cabo". Exigen, en consecuencia "la no utilización del Ayuntamiento de Guadalajara para promoción y apoyo de este colectivo particular y concreto" y  "el debido respeto a la intimidad, conciencia y moral personal de los ciudadanos de Guadalajara".

En apoyo de las banderas, pero no esas
"Consideramos que el uso de las banderas es algo imprescindible. La bandera constituye uno de los principales símbolos de una nación, comunidad, provincia y municipio. Debe de formar parte de la simbología de nuestra capital y no debe de rendirse a conveniencias ideológicas, ni por supuesto a conveniencias partidistas”, apuntan en su comunicado.