Rocío Rojo, fiscal jefe de Guadalajara, durante la vista de un juicio.
Rocío Rojo, fiscal jefe de Guadalajara, durante la vista de un juicio.

El dato es oficial, puesto que figura en la Memoria 2021 de la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha: los fiscales que trabajan en la Guadalajara son mujeres, sin excepción. La tendencia era abrumadora en los últimos años, pero esta vez ya figura negro sobre blanco en un papel con membrete oficial: «Toda la plantilla de fiscales titulares está integrada por mujeres» en las dependencias de la capital alcarreña.

Mujer es la fiscal jefe, Rocío Rojo, pero también lo es la teniente fiscal, las 6 fiscales y las tres abogados fiscales que conforman la plantilla de la Fiscalía de Guadalajara. A lo sumo, entre 2019 y 2020 se ha recurrido de forma temporal a dos abogados fiscales sustitutos varones.

La tendencia de la hegemonía de la mujer para la aplicación de la Ley en España no sólo es imparable, sino que en el caso de Guadalajara tiene una ya larga tradición. Actualmente, la propia Audiencia Provincial está presidida por una mujer, Isabel Serrano Frías, que tampoco fue la primera en el cargo. En cuanto a la Fiscalía, la antecesora de la fiscal Rojo fue noticia reciente en LA CRÓNICA por su nombramiento en el Tribunal Constitucional.

También son mayoría en Castilla-La Mancha

El informe que se ha conocido este martes asegura que se mantienen las proporciones de años anteriores en cuanto a la presencia de ambos sexos en las fiscalías de Castilla-La Mancha: un 66 % de mujeres frente al 33 % de hombres. La proporción es muy similar a la del conjunto de España (65 % – 35 %)… pero nada que ver con el cien por cien de Guadalajara.

Como destaca el propio documento oficial, «la presencia femenina aumenta en relación inversa a la edad, de forma que entre los fiscales menores de 40 años el porcentaje de mujeres es del 85%; entre los menores de 50 años es del 78 % de mujeres y entre los menores de 60 años es del 70 %. «Comparadas con el resto de España, las Fiscalías de Castilla-La Mancha son de las que presentan una mayor proporción de mujeres, sólo superadas por Madrid, País Vasco, Cataluña y Navarra», se incide.

El perfil del fiscal en España es femenino

«El perfil de fiscal de Castilla-La Mancha es el de una mujer, de 44 años, que permanece en la Fiscalía unos 10 años antes de cambiar de destino y que es Fiscal delegada o Fiscal adscrita de una o varias especialidades; compagina los dictámenes civiles con los penales, y las actuaciones orales con las escritas, así como los servicios de guardia de permanencia de 7 días», según abunda en el informe.

La cúpula del Poder Judicial, reducto masculino

En España, según datos de 2018 del Consejo General del Poder Judicial, hay un 53% de juezas y magistradas y un 64% de mujeres fiscales. Por ahora sólo la quinta parte de los puestos en la cúpula de la carrera judicial están ocupados por mujeres y un tercio en la fiscal.

El proceso ha sido largo. Una década antes, las 2.065 juezas y magistradas entonces en activo suponían ya el 46,8 por ciento de los miembros de la carrera judicial. El sorpasso de la mujer al hombre se dio en 2012.

Como contrapunto, en el Tribunal Supremo las mujeres son el 14,5% de sus magistrados. En la Audiencia Nacional, el 38,5%.

Audiencia Provincial de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Audiencia Provincial de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

Más información: