Exterior del tanatorio de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Exterior del tanatorio de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Las sospechas de que no se estaban dando datos correctos del impacto del coronavirus en Guadalajara se han confirmado de la forma más abrupta que cabía imaginar. Este lunes, la Junta de Comunidades ha reconocido que el número de fallecidos por la epidemia alcanza ya las 36 personas en la provincia. Hasta el sábado sólo se reconocían 4 muertes directamente relacionadas con el virus. El domingo no se facilitaron datos oficiales.

Por el momento, no hay explicación oficial de lo ocurrido. LA CRÓNICA está a la espera de que fuentes oficiales confirmen qué ha ocurrido para esta sistemática omisión de pacientes muertos por coronavirus en Guadalajara. Asimismo, desde este diario se ha solicitado a la Consejería de Sanidad la identificación de la persona o personas responsables de este hecho, hasta ahora sin respuesta. Tan sólo atribuyen lo ocurrido a “un error”.

Protocolo por el coronavirus en el tanatorio

Desde hace días, LA CRÓNICA ha venido verificando cuántos de los sepelios del tanatorio de Guadalajara se veían afectados por el cumplimiento de la normativa de obligado cumplimiento de todos los servicios funerarios contra el COVID-19. El trabajo de nuestro diario se remonta al 13 de marzo. Hasta el 15 de este mes no hemos encontrado ningún caso en el que un cadáver no pudiera ser velado por sus deudos. A partir de entonces, ha sido una situación cada vez más frecuente.

El 15 de marzo, 4 fallecidos permanecieron en cámara hasta ser directamente enterrados. El 16, la cifra ascendió a cuando menos 6 casos. El 17 fueron 2 y otros 5 el día 18. Un mayor número de fallecimientos sin posibilidad de velatorio, por sospecha de haber fallecido por coronavirus, se produjo el Día del Padre. Ese 19 de marzo se procedió así con 9 cadáveres en el tanatorio de Guadalajara. Un pequeña tregua con 4 fallecimientos supuestamente con COVID19 se produjo el día 20, viernes, para de inmediato volver a repuntar hasta los 9 cuerpos mantenidos en cámara frigorífica sin pasar a sala, el 21 de marzo, sábado.

La relación concluye hasta ahora con lo ocurrido el domingo: ninguno de los 7 fallecidos llevados al tanatorio de Guadalajara pudo ser velado; hubo un octavo fallecido, enterrado en Yunquera.

Si el lector se toma la molestia, observará que la suma resultante es mayor que la cifra facilitada este lunes por la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, sin que eso suponga dar por buena o definitiva ninguna de las dos cifras. En cualquier caso, quedan muy lejos de los apenas 4 fallecimientos en la provincia de Guadalajara por coronavirus, la penúltima cifra oficial hasta este lunes, el del reconocimiento de “un error”.

Más información:

Guadalajara ha estado oficialmente sin muertos por coronavirus hasta el Día del Padre