Delegación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Guadalajara en enero de 2021. (Foto: La Crónic@)
Delegación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

Castilla-La Mancha contará desde 2023 con una nueva línea de ayudas dirigida a ganaderos de ovino o caprino en extensivo que se ayuden de mastines para reducir el nivel de daños ocasionados en sus explotaciones ganaderas, en zonas con riesgo de presencia del lobo ibérico.

Estas ayudas se suman a las ya existentes para indemnizar a aquellos que sufren daños en su ganado y para prevenir ataques de lobo, que llevan convocándose desde hace años en Castilla- La Mancha.

La directora general de Políticas Agroambientales, Silvia Nieto, y el delegado provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en Guadalajara, Santos López, se han reunido este martes con representantes de la Asociación de Ganaderos de la Sierra Norte al objeto de perfilar los últimos detalles de esta línea de ayudas, cuya puesta en marcha responde a las demandas de ganaderos de la Sierra Norte de Guadalajara, por ser ésta la zona donde se ha registrado el mayor número de ataques y presencia estable de manada de lobos en los últimos años dentro de Castilla-La Mancha.

Con el objeto de garantizar la convivencia del lobo y las explotaciones ganaderas en extensivo, esta nueva línea de ayudas subvencionará el mantenimiento de perros mastines, históricamente aliados de los ganaderos por su instinto de guarda y protección, para la defensa del ganado ovino y caprino de explotaciones extensivas, que tengan ganado ubicado en zonas con riesgo y un número suficiente de mastines para que cumplan su función de proteger al ganado frente a los posibles ataques de lobo ibérico.

Usar mastines para defender a los rebaños es una opción frente al lobo, aunque también complicada.
Los mastines están siendo una ayuda cada vez más frecuente para todo tipo de rebaños en Guadalajara, sobre todo frente al lobo.

¿Qué es lo que se subvenciona?

No será subvencionables la adquisición de los perros, ni los gastos veterinarios iniciales y de inscripción en los registros correspondientes, puesto que ya existen ayudas dentro del programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha que engloban la adquisición de cercados fijos o arreglo de los ya existentes, vallados portátiles, pastores eléctricos y/o adquisición de perros mastines, con el fin de mejorar la seguridad del ganado en el marco de acciones de carácter preventivo destinadas a evitar daños ocasionados por el lobo ibérico en la provincia de Guadalajara.

“La convivencia con el lobo supone un reto para nuestros ganaderos y ganaderas y, por ello, desde el Gobierno regional seguiremos apoyándoles, ya que se trata de un sector estratégico en Castilla-La Mancha para el aprovechamiento sostenible de los recursos forrajeros de las zonas no aptas para el cultivo, manteniendo un equilibrio medioambiental, en beneficio de todo el ciclo agronómico y favoreciendo la biodiversidad”, ha recalcado la directora general.

Problemas con los turistas

El mastín no tiene al lobo como único enemigo. A veces, también tiene enfrente a los turistas. Así pasó ya en 2019 en el norte de Guadalajara.

Varios de los primeros carteles informativos que colocó aquel año la Dirección Provincial de Medio Ambiente en la Sierra Norte de Guadalajara, a petición de la Plataforma en Defensa del Mastín y con el fin de advertir de su presencia al cuidado del ganado a los turistas o visitantes que se acerquen al parque natural para evitar posibles incidencias, fueron «arrancados» por autor o autores de momento desconocidos.

Era por entonces una «experiencia piloto». Los carteles fueron destruidos apenas unos días después de su colocación apenas quedaron dos sin dañar de los cuatro que se acababan de colocar en la ruta del Ocejón a la altura de Majaelrayo y en El Espinar.


Más información: