Hace tiempo que la velocidad en el Paseo de las Cruces está limitada a 30 por hora. (Foto: La Crónic@)
Hace tiempo que la velocidad en el Paseo de las Cruces está limitada a 30 por hora. (Foto: La Cró[email protected])

No ha sido el equipo municipal de gobierno sino el portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Guadalajara, Jaime Carnicero, quien primero ha desvelado las supuestas restricciones que se estarían avecinando en el horizonte para el tráfico rodado en la capital alcarreña.

No serán inmediatas, pero sí hay intención de que sean numerosas y muy relevantes, consecuencia de las exigencias de la UE para todas las ciudades mayores de 50.000 habitantes, como ha informado recientemente LA CRÓNICA. De hecho, ni siquiera es seguro que se parezcan a las planteadas en el documento oficial que ya se ha convertido en la nueva arma arrojadiza entre PSOE-CS y el PP.

Este miércoles se ha celebrado una Junta Local de Gobierno en la que se ha puesto sobre la mesa el documento remitido para optar a fondos europeos para este propósito. Se trata, según han insistido fuentes municipales a este diario, de «una expresión de interés», preceptiva para optar a ese dinero. Sería un documento de máximos, para en su día adaptarse a lo que realmente reciban las arcas municipales desde Bruselas.

Las líneas de actuación planteadas son media docena, por un importe de casi 6 millones de euros. La implantación de una zona de bajas emisiones en el casco histórico restringirá el tráfico, de eso no hay duda… del mismo modo que hasta ahora es imposible saber con qué intensidad. Desde el PP, eso sí, ya dan por hecho de que no puedan acceder los vehículos privados salvo residentes y autorizados. Sería el equivalente alcarreño de lo que se ha vuelto a poner en marcha en Madrid. Lo que hizo Carmena y ha recuperado el actual alcalde, del PP.

Desde el Ayuntamiento se insiste en que estamos ante «un paso muy inicial». Del mismo modo, el interlocutor de LA CRÓNICA ha subrayado que «una zona de bajas emisiones no es prohibir el vehículo; es también, por ejemplo, reducir velocidad, crear sumideros de dióxido de carbono habilitando espacios verdes…» Lo realizado en los últimos meses y que ahora se presenta ante los organismos europeos procede de la Oficina de Proyectos que el alcalde de la ciudad anunció el pasado mes de mayo, con su correspondiente dotación presupuestaria y la contratación de varios técnicos.

«Es un documento político, no técnico», sostiene Carnicero

Desde el PP, ciertamente, han aprovechado ya para criticar que este miércoles lo que «se ha presentado es un documento político, que no viene avalado por los técnicos municipales; es la primera vez que se presenta un proyecto que tiene que ver con la movilidad de Guadalajara y no consta en el expediente informe técnico ni económico que lo avale o que analice el grado de repercusión que va a tener en el tráfico de vehículos o peatonal», según su interpretación. Además, como segunda deficiencia, en el expediente «se refieren a nueve anexos, que tampoco constan».

Calle Mayor de Guadalajara en febrero de 2021, bajo la lluvia. (Foto: La Crónic@)
Peatonalizar más implica erradicar el tráfico rodado en la misma proporción, como indica el sentido común y la experiencia. Calle Mayor de Guadalajara en febrero de 2021. (Foto: La Cró[email protected])

Primeras (posibles) medidas concretas

De lo que se sabe, inicialmente por el testimonio de Jaime Carnicero, se pretendería «restringir el tráfico en la plaza General Prim y San Esteban, quitando plazas de aparcamiento; también se quiere actuar en la calle Miguel Fluiters eliminando plazas de aparcamiento para hacerla de coexistencia peatonal y de vehículos; una calle que se remodeló durante el anterior mandato y para lo que se consultó a comerciantes y vecinos siendo el proyecto elegido el que se ejecutó y existe en la actualidad».

Además, también quiere «restringir el tráfico en la calle Miguel Cervantes y la Travesía de Santo Domingo desviándolo por el Paseo Fernández Iparraguirre, cuesta del Matadero y Ángel Martín Puebla». Junto a todo esto, «se quiere crear un aparcamiento disuasorio municipal en la calle Hermanos Fernández Galiano, donde el Instituto Brianda de Mendoza». Carnicero ha recordado que «Rojo tiene encima de la mesa un proyecto de aparcamiento subterráneo en el parque Sandra, al lado del casco histórico» que para el Grupo Popular «sería mucho más útil».

Todo ello «se ha aprobado esta mañana por la Junta Local de Gobierno sin informe técnico que analice la repercusión y consecuencias» de esta decisión, además de haberse aprobado «sin que ni el propio alcalde se lo hubiese leído, y es triste». Esto se confirma, ha dicho Carnicero, «porque dicen en el proyecto que al restringirse el tráfico en la Travesía de Santo Domingo y Miguel de Cervantes, se puede ir por otro lado e incluso aparcar en el aparcamiento del Mercado, aparcamiento que ya no existe, pues se remodeló en el anterior mandato del PP». «Y eso que no se dan ni tan siquiera cuenta, lo ha aprobado Alberto Rojo», ha remarcado Carnicero.

A vueltas con el Eje Cultural

Además, «una de las grandes promesas de Alberto Rojo durante la campaña electoral, que dijo que iba a hacer pero que no ha hecho aún, fue recuperar el doble sentido del llamado Eje Cultural que ha criticado en numerosas ocasiones siendo zona de baja de emisiones». «Pues esa obra tan demonizada por parte de Rojo, hoy la ha puesto en valor y como ejemplo de movilidad». Como muestra, ha citado algunas de las frases que constan en el expediente calificándola de «innovadora actuación a través de la cual se ha conectado el patrimonio histórico de la ciudad a la vez que se han mejorado sus infraestructuras», entre otras.

Por último, también se llevará a cabo una actuación parcial al proyecto ya elaborado durante el anterior mandato en el barrio de la Huerta de San Antonio «donde quieren arreglar solo la Ronda de San Antonio y la calle Alvarfáñez de Minaya; esta última, la que menos arreglos necesita, olvidándose de la calle Manuel Medrano, que es la que más necesita y que lo piden los vecinos», ha apuntado Carnicero.

Más información: