23.6 C
Guadalajara
25 mayo 2024
InicioEconomíaLa OMC advierte sobre el efecto de las tensiones geopolíticas en el...

La OMC advierte sobre el efecto de las tensiones geopolíticas en el comercio mundial

-

La Organización Mundial del Comercio ha anunciado en su último informe de previsiones que existen suficientes motivos para esperar un crecimiento del 2,6% del comercio global como consecuencia de la laxitud inflacionaria. Se trata de un dato que contrasta con la caída del 1,2% registrado en 2023 y, también, con los vaticinios que apuntan desde el mismo reporte de cara al 2025 (un 3,3% de crecimiento).

Las nuevas perspectivas futuras auguran un incremento de los ingresos reales de las personas y, al mismo tiempo, un estímulo en el consumo de los productos manufacturados. Aún así, el mismo organismo ha recalcado que las cifras publicadas serán bastante susceptibles de sufrir truncamientos ante las diferentes tensiones que existen desde el punto de vista geopolítico, un factor determinante en variables de análisis tan relevantes como el índice VIX. Según avanzan, estas, junto al recelo que impera a nivel político podrían actuar como obstáculos que limitarían la evolución de dicha recuperación. En este sentido, ven bastante probable el incremento de los precios como consecuencia de la situación geopolítica.

Según Ngozi Okonjo-Iweala, la directora general de la Organización Mundial del Comercio, el mundo se encuentra en estos momentos en plena evolución hacia la recuperación del comercio y, en sus propias palabras, ello se debe a la “resiliencia de las cadenas de suministro”. De igual manera, Ngozi subrayó la importancia de mitigar los riesgos geopolíticos y la fragmentación del comercio con el objetivo de garantizar el equilibrio y el crecimiento.

En este contexto, España logró mantenerse, a lo largo del pasado año, frente a la crisis comercial. En términos cuantitativos, las exportaciones españolas constituyen un 1,8% sobre el total de las que se llevan a cabo en todo el mundo. Esto implica un aumento de su cuota de mercado en una décima. En cualquier caso, en estos momentos se encuentra bastante lejos de las economías más próximas como, por ejemplo, Francia (2,7%), Italia (2,8%) o Alemania, que consiguió ocupar la tercera posición con una cuota del 7%.

Por otro lado, destaca el papel protagónico de China que, en estos momentos, continúa encabezando el ranking mundial de exportadores aglutinando una cuota de mercado de más del 14%. En segundo término (y a bastante distancia) se encuentra Estados Unidos con un 8,5%. Ambos países también encabezan la lista de importaciones a nivel mundial aunque, en este caso, en orden inverso. Mientras que Estados Unidos registra un 13,1%, China anota un 10,6%.

El Producto Interior Bruto mundial se mantendrá estable según las previsiones

Dentro del mismo reporte de la OMC, se habla de la estabilidad del PIB mundial a lo largo de los años venideros, posicionando el crecimiento en un 2,6% para 2024 y en un 2,7% en 2025. De igual manera, se hace hincapié en el contraste que existe entre la desaceleración del volumen de comercio de mercancías y el PIB real, motivado por los procesos inflacionarios. Estos, según detallan, generaron una caída del consumo de bienes de comercio intensivo, sobre todo en regiones como Europa y América del Norte.

¿Qué hay de las posibilidades de riesgo? El informe pone de manifiesto algunos factores a tener en cuenta 

Uno de los factores de riesgo más relevantes que el informe pone de relieve en el comercio global, además de la situación geopolítica, es la crisis en el Mar Rojo. «Si bien la repercusión económica de las perturbaciones del Canal de Suez derivadas del conflicto en Oriente Medio ha sido hasta ahora relativamente limitada, algunos sectores (productos de la industria del automóvil, abonos y comercio minorista) ya se han visto afectados por las demoras y el incremento de los costos de flete”, se revela.

En cuanto a la perspectiva geopolítica, los datos del estudio ponen de manifiesto un efecto relativo (de hecho lo describen como marginal) sobre el comercio global y no consideran que haya dado paso a un proceso de desglobalización. Además, las relaciones comerciales que se han establecido entre Estados Unidos y China han alcanzado un crecimiento del 20% menos después de que se registrara el máximo histórico en 2022. A esto debemos sumar el hecho de que el pasado año el comercio global de bienes intermedios se vio contraído en un 6%.

A este nivel, Ralph Ossa, el economista jefe de la OMC, puntualizó que algunos gobiernos han adquirido una visión más escéptica en lo que tiene que ver con las ventajas del comercio. Esto se ha reflejado en una mayor intervención a nivel de relocalización y redirección con el objetivo de incentivar las relaciones comerciales con países amigos.

El experto declaró que las obstaculizaciones que existen en las rutas, por ejemplo, motivados por la sequía en el Canal de Panamá o en el Canal de Suez, deben tenerse en cuenta. Según su perspectiva, podrían ser un aviso de que existen riesgos reales sobre las perspectivas comerciales futuras.