Preparados para los viales de la vacuna de AstraZeneca en las instalaciones de Chemo en Azuqueca.
Preparados para los viales de la vacuna de AstraZeneca en las instalaciones de Chemo en Azuqueca.

La segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford es más eficaz cuando se administra a los tres meses de haber inoculado la primera dosis, según ha puesto de manifiesto un estudio publicado en la revista ‘The Lancet’.

En concreto, el trabajo evidencia que esta vacuna tiene una eficacia del 76 por ciento tras la primera inyección, mientras que esa cifra se eleva al 82 por ciento tras una segunda dosis inoculada tras un intervalo de tres meses. Esto puede permitir que los países vacunen de forma más rápida a un grupo más grande de población.

Una decisión para las autoridades de cada país

“Es probable que el suministro de vacunas sea limitado, al menos a corto plazo, por lo que los responsables políticos deben decidir cuál es la mejor manera de administrar las dosis para lograr el mayor beneficio para la salud pública. Cuando hay un suministro limitado, las políticas de vacunar inicialmente a más personas con una sola dosis pueden brindar una mayor protección inmediata a la población que vacunar a la mitad del número de personas con dos dosis”, han detallado los expertos.

Después de la aprobación regulatoria de una vacuna, es importante comprender el mejor intervalo de dosis para garantizar una implementación óptima de la vacuna. Los factores asociados con esto incluyen el efecto de diferentes intervalos sobre la protección después de la segunda dosis y el riesgo de infección entre dosis debido a una menor eficacia de una dosis única o una disminución rápida de la eficacia mientras se espera la segunda dosis.