Los ladrones detenidos en la operación Oro Nórdico amenazaban también a los camioneros a los que robaban. (Foto: Guardia Civil)
Uno de los camiones víctimas de robo, en otra operación. (Foto: Guardia Civil)

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Área de Investigación de Colmenar Viejo, han detenido a una decena de personas por su presunta implicación en 21 robos con fuerza, entre otros delitos.

La investigación se originó el pasado mes de agosto, tras denunciar el conductor de un camión el robo de la mercancía de su camión, una vez rota la lona, aprovechando que este se encontraba descansando en el interior de la cabina.

Según se concluyó tras la investigación, los ya detenidos se trasladaban en coche a las áreas seleccionadas, principalmente situadas en la periferia de Madrid y en provincias limítrofes, como Cuenca, Guadalajara y Toledo. Una vez en el lugar, comprobaban las mercancías que transportaban los trailers estacionados. Aprovechaban el descanso de los conductores para cometer los robos, después de haber contactado con el resto de la banda, que se desplazaban hasta allí con un camión y procedían a cargar la mercancía.

Destino, la Cañada Real con camiones de jubilados

Lo robado se almacenaba en un trastero de Madrid. Con la connivencia de una trabajadora de esa empresa, que se encargaba de apagar las cámaras de seguridad cuando ellos realizaban las cargas y descargas; la compinche también vigilaba los exteriores, para evitar que fueran descubiertos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Los camiones que utilizaban habían sido comprados al contado a personas que dejaban su actividad laboral. Se cuidaban muy mucho, eso sí, de no completar la transferencia ante la Dirección General de Tráfico, de modo que no podían ser identificados.

Además los camiones y los vehículos eran estacionados en zonas próximas a sus domicilios, en la Cañada Real, donde evitaban cometer robos.

Entre los diez detenidos está el cabecilla de la banda, los autores materiales y los colaboradores.

En los registros realizados se ha logrado recuperar material valorado en 55.000 euros. Se estima que el valor de la mercancía sustraída por este grupo superaría el millón de euros.

A los detenidos se les atribuyen robos en el Área de Servicio de Colmenar Viejo, Villaviciosa de Odón en Madrid, en Tarancón (Cuenca), Illescas y Ocaña (Toledo) y en Algora. Su preferencia era material de telefonía, electrodomésticos y conservas.

Más información: