Fuente: Unsplash

Entre los aportes culturales, los juegos de azar han representado una constante histórica, un testimonio al desarrollo de cada civilización y de la continua búsqueda de la humanidad por nuevas emociones que la llevasen a una mayor conexión con lo divino.

Todas las civilizaciones antiguas hasta ahora estudiadas como la griega, romana, y sumeria tienen en común el uso de los juegos, como una representación de la influencia de los dioses que gobernaba sus vidas, pues en cada mitología se veía como estas imponentes entidades favorecían a sus creyentes con la buena fortuna. Los juegos de azar han perdurado y evolucionado con el tiempo dándonos los actuales juegos de blackjack, ruleta y tragaperras, tan presentes en los mejores casino online de España donde estas culturas también aparecen como parte de la variedad de temáticas, siendo accesibles a través de cualquier móvil conectado a internet, evidenciando nuestra natural inclinación hacia el entretenimiento.

El azar hasta los huesos

Fuente: Knucklebone Player By Joyofmuseums, (CC BY-SA 4.0)

Como uno de los juegos más antiguos y de mayor difusión en el mundo tenemos la taba. Este sencillo juego constante en lanzar las tabas unos huesos provenientes de las patas del cordero de forma más o menos cúbica, y que según las combinaciones de posiciones al caer se ganaban las apuestas. Al tener las tabas caras lisas, cóncavas, y salientes estas formas les dan diferentes posibilidades de aparecer lo cual da mayor emoción al juego según los resultados y las apuestas involucradas.

Aunque existen hallazgos de más de 5000 años de su práctica, fueron los romanos, griegos y sajones los mayores aficionados a este predecesor de los dados, apareciendo en esculturas, grabados e incluso tabas hechas de cerámica, vidrio, hasta oro y plata. Una faceta lúdica que aun hoy perdura con celebraciones como “el día de la Tabera”, festividad propia de la ciudad de Briviesca, que desde 1794 involucra actos litúrgicos, una gran comida comunitaria y a todos jugando a las tabas en mesas improvisadas hasta bien entrada la madrugada.

El tablero más antiguo del mundo

Fuente: Wooden gameboard by British Museum, (CC BY-SA 1.0)

Con 4500 años de antigüedad los sumerios so la primera civilización conocida, gracias a sus tablillas de arcilla que marcaban cuan organizado era su modo de vida, con registros de leyes, manuales médicos y veterinarios, así como referencias a sus creencias y el origen de la humanidad. Aun con su gran enfoque hacia las ciencias, también dejaron testimonio de su afición al juego en sus ratos de mayor ocio.

En 1920 arqueólogos encontraron en el cementerio real de Ur un tablero sumamente elaborado con casillas decoradas, dados triangulares y fichas, pero ninguna indicación de como jugarlo. No fue hasta que el curador del Museo Británico, Irwing Finkel tradujera una tablilla con sus reglas. El juego tiene como objetivo recorrer las 20 casillas del tablero primero que el oponente usando los dados para mover las fichas. Una serie de casillas representan la “zona de guerra” donde al caer sobre una ficha enemiga esta debía empezar el trayecto de nuevo por lo que se requería una buena dosis de estrategia para ganarlo.

A media que va surgiendo nuevos descubrimientos sobre nuestros ancestros como recientemente ocurrió con el templo de Göbekli Tebe con 11.500 años de antigüedad, en Turquía, donde la pregunta ¿cómo vivieron?, nuevamente flota en el aire. Quizás en el futuro sea un juego de mesa el que dé la mejor respuesta.