4.5 C
Guadalajara
1 marzo 2024
InicioSociedadLas Ventas, escenario de excepción para el encierro de Brihuega

Las Ventas, escenario de excepción para el encierro de Brihuega

La sala 'Antonio Bienvenida', en los bajos del coso madrileño, ha acogido este sábado la mesa redonda 'Desarrollo y promoción del Encierro de Brihuega'.

-

Con el diestro retirado y ganadero en ejercicio José Miguel Arroyo «Joselito» como mayor reclamo, este sábado el protagonista en Las Ventas ha sido el encierro de Brihuega.

La sala ‘Antonio Bienvenida’, en los bajos del coso madrileño, ha acogido este sábado la mesa redonda ‘Desarrollo y promoción del Encierro de Brihuega’. La mesa la han compartido el alcalde el municipio, Luis Viejo; la escritora taurina y profesora de Historia del Derecho, Beatriz Badorrey, y el ganadero y colaborador César Sánchez, conducidos por el conocido periodista de One Toro David Casas.

«Joselito», organizador del evento, ha calificado el encierro briocense como «sensacional y desafiante, por su propia naturaleza», en referencia a su tradicional duración y estructura, con la subida nocturna de los astados hasta la plaza. «Espectacular, con recortes a caballo y a pie y la colaboración de todo el pueblo, que vive la fiesta de una manera emocionante», ha añadido Joselito.

En ese sentido, el ganadero señalaba la importancia de este tipo de eventos a nivel histórico, como antecesores y responsables directos de las propias corridas de toros. «Sin estos festejos populares no existiríamos los toreros», ha señalado.

Precisamente, la profesora Beatriz Badorrey ha apuntado también la importancia histórica y cultural de los encierros por el campo y otros festejos taurinos populares, que «se deben valorar como patrimonio inmaterial y defender a nivel jurídico para evitar que desde la política o desde determinados sectores se pueda perjudicar y hacer desaparecer estos eventos».

De la misma forma, el ganadero César Sánchez, de la finca Campos Taurinos, ha defendido el sentir popular que lleva «a pensar durante los 364 días restantes del año en el siguiente encierro», un fervor que, ha planteado, comparte todo el pueblo, siendo el 16 de agosto la fecha marcada por antonomasia en el calendario brihuego, junto a la Procesión de la Cera.

Por su parte, el alcalde, Luis Viejo, ha reiterado el «compromiso de su corporación para proteger y hacer crecer la cita, conscientes del profundo sentimiento taurino que tienen la gran mayoría de vecinos y de la importancia histórica y cultural del 16 de agosto para Brihuega».

En esa misma línea, el alcalde ha recordado que se está invirtiendo en la plaza de toros, que albergará un Museo Taurino en el que el tradicional encierro del 16 de agosto tendrá un lugar prominente y destacado.

Un gesto que ha agradecido el propio moderador, David Casas, que ha defendido la importancia del apoyo de la administración pública para la supervivencia de la fiesta.


Más información: